04 – La Pascua de Jesús

19 Feb 2020
en , , ,
04 – La Pascua de Jesús

Guías Metodológicas


Libro de actividades 04


Este es el momento más sobresaliente de esta historia de dolor y de amor que nos cuentan los Evangelios: ¡Jesús vence a la muerte!

La misión de Jesús no está completa sin este importante acontecimiento: Jesús vence la muerte y vuelve a vivir. De esta manera confirma a sus seguidores, hombres y mujeres, que Jesús no ha sido derrotado Jesús ha vencido la muerte y seguirá venciendo todas las formas de muerte. Ahora Jesús empieza a preparar a sus discípulos para asumir su misión, que es anunciar y asumir la vida. Por eso, hoy más que nunca, es día de fiesta, de alegría. 

Los poderosos apresaron y mandaron matar a Jesús, y los temerosos quedaron temblando. Pero Jesús, el Cristo, resucita también en la vida de la comunidad de fe que se llena de coraje y enfrenta de nuevo a los poderes de la muerte: ¡Jesús continúa vivo! Jesucristo camina con nosotros por los caminos de la vida. Él da fuerzas, anima, promueve gestos compartidos, ¡está presente! Vale la pena continuar viviendo como vivió Jesús, actuando según su voluntad en estos días y siempre.

Entendemos que la «Pascua» de Jesús, desde la perspectiva cristiana, comprende la entrega y muerte de Jesús, su sepultura y su resurrección. Celebramos la «pascua de Resurrección» aunque sabemos que es la fiesta del amor de Dios que se entregó por nosotros para nuestro perdón y reconciliación, y por eso en la celebración del Culto cristiano damos gracias a Dios por la muerte y la resurrección de Jesús, y anticipamos en la Mesa del Señor la fiesta del mesías que viene de nuevo a nosotros.


¿Qué queremos lograr?


  • Compartir la alegría de la resurrección, que es nueva vida para nosotros.
  • Apreciar el seguimiento de Jesús como el Señor que sigue venciendo la muerte.
  • Reconocer que siguen operando en nuestro mundo los poderes de la muerte.

Índice



./ niñas/os no lectores

ORAR.- dando gracias a Dios porque este es un día especial.

Contar la historia bíblica: –especialmente Lucas 24.1-12 y Juan 20.1-18- con la ayuda de imágenes:

¿Saben por qué celebramos la Pascua? (Espere respuestas; te ayudarán a saber cuánto saben de la Pascua) 

 

Vamos a leer en la Biblia y saber el por qué de la Pascua. 

El domingo de la Pascua de Jesús pasó hace mucho, mucho tiempo. Algunas mujeres fueron a ver donde Jesús fue «enterrado» (para ver su tumba). Los soldados romanos y los líderes religiosos mataron a Jesús poniéndolo en una cruz pocos días antes del domingo. Las mujeres amigas del querido Maestro ya estaban caminando para poner perfume sobre el cuerpo de Jesús. ¡Créanlo o no, recibieron una sorpresa muy grande! ¡Cuando las mujeres llegaron a la tumba, se asombraron! (Hacer ruido para mostrar asombro) ¡La tumba estaba abierta y no estaba el cuerpo de Jesús! De repente, el ángel se les aparece y habla con las mujeres. ¡El ángel les dijo que Jesús estaba vivo! Las mujeres estaban tan emocionadas. Regresaron corriendo para decir a los amigos de Jesús las buenas noticias, que Jesús no estaba muerto. iÉl está vivo! (Hacer movimientos de correr) Las mujeres no tuvieron dudas y contaron a todos las buenas noticias. ¡Jesús está vivo! 

Por eso celebramos la Pascua – ¡porque Jesús está vivo! Debemos decir a nuestros amigos estas buenas noticias como las mujeres lo hicieron esas primeras mujeres amigas y seguidoras de Jesús.

Resaltar la importante tarea de esas mujeres que contaron la GRAN NOTICIA Y de la misión que tenemos de contarles a otros que Jesús resucitó.

 

Actividades
  • Preparar en un afiche grande el siguiente dibujo y entre todos adornarlo para que sea un camino de fiesta: flores, pájaros, el sol, etc. Colocarlo en el templo como una forma de comunicarle a otros la GRAN NOTICIA.
  • Cruz: Marcar y recortar la forma de una cruz en un cartón. Decorarla pegandole caramelos.

 

  • Hacemos una vincha:

Recortar en una cartulina de color una franja de 8 cm. de alto por el ancho necesario para el contorno de la cabeza. En un papel blanco imprimir o dibujar el contorno de las letras que digan «Jesús vive». 

Que los chicos la pinten y decoren y luego pegarla en la franja de cartulina. 

Formar la coronita y abrocharla.

 

./ niñas/os lectores menores

Antes del encuentro

Preparar huevos de plástico que se abren en la mitad (son esos que vienen adentro de un huevo de chocolate). Si no tenemos esos huevitos se pueden usar cajitas o sobres.

Enumerar los huevitos (sobres o cajitas) del 1 al 7.

Llenar los huevos asignados con los siguientes artículos: 

huevo 1: espinas, huevo 2: dos escarbadientes. huevo 3: una esponja pequeña empapada en vinagre, huevo 4: un cuadrado de 8 cm de lado de tela blanca, huevo 5: una piedrita, huevo 6: una bolita de algodón empapada en esencia de vainilla, huevo 7: esté vacío.

 

Usar los 7 huevos para relatar la historia bíblica:

Abrir los huevitos a medida que vamos contando la historia: el huevo 1 y explicar que Jesús llevó puesta una corona de espinas cuando murió por nosotros, 2: colocar los escarbadientes en forma de cruz, 3: pedir que huelan el vinagre y froten la esponja en la yema de sus dedos y prueben el vinagre, 4: explicar que Jesús fue cubierto con una tela de lino blanca y puesto en la tumba, 5: permitir que hagan rodar la piedra entre sus manos y contarles que en la puerta del sepulcro fue puesta una gran piedra, 6: explicar que María y sus amigas llevaron especies para encargarse del cuerpo de Jesús pero encontraron la tumba vacía, 7: pedir que abran el último huevito y preguntarles por qué está vacío.

Decir mostrando el huevo vacío: esto es para que recordamos que la tumba estaba vacía porque Jesús está vivo.

Leer la historia bíblica. -especialmente Lucas 24:1-12 y Juan 20:1-18

¿Quiénes son las primeras personas en recibirla noticia? ¿Con quiénes se encontraron? ¿Qué les dijeron? ¿Qué hicieron las mujeres? ¿Qué sucedió con Pedro?

 

Libro de Actividades
  Imprimir 1: Armamos un angelito (Libro de Actividades)

 

./ niñas/os lectores mayores

ORAR.- dando gracias a Dios porque es un día especial, pidiendo que nuestro Padre nos fortalezca para contarle a todos que Jesús viva.

Leer el pasaje bíblico -especialmente Lucas 24:1-12 y Juan 20:1-18

¿Quiénes son las primeras personas en recibir la noticia? ¿Con quiénes se encontraron? ¿Qué les dijeron? ¿Qué hicieron las mujeres? ¿Qué sucedió con Pedro?

Leer nuevamente el versículo 11.

¿Por qué es una»locura» que Jesús haya resucitado? 

 

Se puede relatar a los chicos que en la tradición de los cristianos surgió la idea de regalar huevos de colores porque un huevo que por fuera parece algo inerte, una piedra lisa, adentro encierra la vida de un posible pollito. Aprovechar la similitud del huevo con la piedra que tapaba la tumba a la alegría del color o el chocolate que es un regalo hermoso para nuestra boca y nuestro gusto, para iluminar el relato. 

Comentar que: de la misma manera que José, ambas Marías y Simón, nosotros también tenemos una misión que cumplir. Una alegría para compartir.

¿Cuál será nuestra misión en casa, en la escuela, en el barrio? ¿Qué me pide el Señor que haga?

Mantener en todo el encuentro el tono celebrativo y gozoso. Diciendo, por ejemplo: ¿Se imaginan la sorpresa maravillosa de los amigos de Jesús? Recuperaban la alegría, la  esperanza, las ganas de vivir y salir a contarle a todos la buena noticia. Por eso las mujeres corrieron entusiasmadas. Eso nos puede pasar hoy y aquí. Sabemos que Jesús resucitó y está con nosotros, por eso la Pascua es una fiesta que celebra la vida.

Poner por escrito, o pueden ser fotos de diarios y revistas, aquellas actitudes y acciones, tanto en el plano individual como social que hacen posible que Jesús resucite en nuestras vidas. Pegarlos alrededor de una cruz.

 

Actividades

Libro de Actividades
 Imprimir 2: Armamos un móvil (Libro de Actividades)

 

Tumba de un plato de cartón.

Materiales: – un plato de cartón – témperas – cartulina negra – una bolsa de papel – pegamento, tijeras – una imagen de un ángel sacado de alguna tarjeta de navidad.

Cortar por la mitad el plato de cartón, y pintarlo con las témperas de color marrón. Hacerle un agujero tipo «puerta». 

Pegar la cartulina por detrás del plato y así quedará una especie de entrada a la tumba de color negro. Pero antes, pegar la imagen del ángel a la cartulina negra.

Así, el ángel anunciará al mundo que Jesús resucitó. 

Ahora, coja la bolsa de papel y hágala una bolita, del tamaño que tape la puerta de entrada de la tumba. (como se ve en el dibujo).

¡Ya tiene lista la tumba vacía!

 

ORAR.-

 

./ adolescentes

Lucas 24: 1 -12

¿Cuándo escuchaste por primera vez que Jesús había resucitado?

Decir: si eras chico te habrá parecido un cuento. Si eras un poco más grande te habrá parecido una cosa de lo más extraña y mucho no habrás creído.

Comentar las actitudes de las mujeres que fueron a la tumba. Dolor, fidelidad con el Señor y luego miedo, descreimiento, asombro y por fin, entusiasmo y alegría. Todos nosotros pasamos por esos sentimientos.

Y hoy … ¿qué preguntas tenés para hacer con respecto a la resurrección?, ¿Por qué crees en la resurrección? ¿Por qué está el relato en la Biblia? ¿Crees porque no entendés muy bien y con miedo a que no sea cierto, entonces decís que sí que hubo resurrección . . .¿O crees porque la resurrección de Jesús tiene que ver con tu propia?

 

Comentar que tu fe, tu libertad en Cristo, tu relación con los demás, toda tu vida, tiene que ver con la resurrección de Jesús. Todo lo que dijo e hizo Jesús no tendría sentido si no hubiera habido resurrección. El perdón de mis pecados y el futuro de nuestras vidas no tendría sentido sin resurrección.

Jesús sigue enfrentando los poderes de la muerte: Jesús sigue luchando por la justicia, por los derechos humanos, por la solidaridad entre las personas, por la restauración de la naturaleza y por darle sentido a cada vida.

La resurrección de Jesús es la certeza del poder y el amor de Dios, obrando en nuestras vidas y en toda la vida.

Además Jesús resucitado se le apareció a mucha gente antes de ir al cielo con el Padre y eso es parte de nuestra fe y de nuestra historia.

Jesús murió realmente. Los hechos que ocurrieron después, la afirmación de que Jesús había resucitado, no entraban en el marco de creencias de sus amigos ni de Jesús mismo, que no podían ni imaginar una resurrección individual e inmediata. Una interpretación de estos hechos afirma que Jesús había ya anunciado a sus discípulos que iba a resucitar, pero que ellos no le creyeron (Mateo 16, 21; 17,22-23; 20, 17-19). En los textos de los evangelios que recogen tres predicciones de su muerte hechas por Jesús, se habla de un plazo de «tres días», después del cual Jesús «resucitará». En arameo «tres días» significa «pronto», «en breve tiempo» porque no existe ninguna palabra equivalente a «varios», «algunos». La frase «al tercer día resucitará» que los evangelistas pusieron en boca de Jesús debe leerse así: «en muy poco tiempo llegará el Reino». Jesús consideró siempre que la llegada del Reino, del final de los tiempos, era algo inminente.

 

Mateo 28,1-10; Marcos 16,1-11; Lucas 24,1-11; Juan 20,1-2 Y 11-18.

 

ORAR.-

Descargar

Compartir

X