03 – Buenos administradores

16 Feb 2020
en , , ,
03 – Buenos administradores

Guías Metodológicas


Libro de actividades 03


Génesis 2:4b-16


En este texto el Génesis recoge una antigua tradición literaria, ya no como un himno o un poema de alabanza al Dios Creador, sino como una parábola que nos presenta nuevos aspectos del propósito de Dios para la vida humana.
Este escenario nos ubica en el mundo del ser humano, donde Dios planta un jardín paradisíaco, con “árboles hermosos que daban fruto bueno para comer”. Luego cuenta sobre los ríos correntosos que riegan el jardín, y los metales preciosos que hay en ese suelo.

Y leemos entonces (vs. 15) que “Dios el Señor puso al hombre en el jardín de Edén para que lo cultivara y lo cuidara”:

Dios nos puso como trabajadores y cuidadores, cultivadores y administradores de toda su creación: nos entregó el dominio sobre los peces, las aves y los animales terrestres, sobre las aguas de los ríos…
Es necesario entender y valorar el gran privilegio de ser parte de la naturaleza, parte de la creación de Dios. ¡Somos un pedazo maravilloso del universo de Dios!
Es necesario entender la enorme responsabilidad que tenemos como mayordomos de la creación.
Es necesario tener el mismo cuidado y amor que Dios tiene sobre toda su creación, sobre todas sus criaturas, especialmente pero no únicamente sobre los seres humanos.


¿Qué queremos lograr?


  • Asumir actitudes de respeto, de gratitud y de cuidado hacia toda la creación.


Índice



./ niñas/os no lectores

Armar un germinador.

Conversar sobre la manera de cuidar su planta.

Plantar en el jardín de la iglesia o armar plantas para los distintos salones o el templo.

Hablar sobre los animales que tienen en la casa y cómo los cuidan.

Llevar fotos o un video sobre animales y conversar sobre el cuidado de su ambiente.

 

./ niñas/os lectores menores y mayores

El siguiente juego puede ser realizado por cualquiera de los dos grupos, menores o mayores. Damos algunas sugerencias pero seguramente ustedes pueden adaptarlo a su grupo y al contexto en el cual se encuentra la congregación.

Hacer una carrera con dos equipos o en pequeños grupos. Marcar en el piso 20 espacios numerados o en un papel grande tipo afiche. Recortar dos círculos grandes en cartulina de diferentes colores que serán las fichas para este juego.
Marcar en el papel la línea de largada y la de llegada.
Colocar en la LARGADA las fichas de colores.
Recortar las siguientes tarjetas que indicarán: las que dicen algo sobre el cuidado de la naturaleza son las que sirven para avanzar, cuando dicen algo que daña son las que hacen retroceder. También hay tarjetas especiales que son preguntas para responder. Si se contesta correctamente se avanza tres lugares; si no la ficha queda en el mismo lugar.
Libro de Actividades

  Imprimir 1: Tarjetas (Libro de Actividades)

¿Qué habrá sentido Dios al contemplar su creación?

Leer: Génesis 1.31
– ¿Qué pensó Dios sobre todo lo que había creado?

Leer: Deuteronomio 11.11-12
– ¿Qué hace Dios con su creación? ¿Cómo lo hace?
Conversar sobre los problemas de contaminación en el medio ambiente

Leer Génesis 1.26.
– ¿Qué lugar le dio Dios al hombre?

Leer Génesis 2:15
– ¿Qué responsabilidad le dio?

Comentar que en la Biblia podemos ver cómo Dios atiende y cuida su creación, cómo desde el principio Dios puso al ser humano para cuidar lo que Él había creado. Ahora esta tarea también la tenemos nosotros, admirando y protegiendo la hermosa creación de Dios.

En los juegos es muy importante que ambos equipos lleguen a la meta porque siempre lo más importante es jugar, más que ganar. Al finalizar repartir caramelos para ambos equipos destacando que fue una oportunidad para divertirse y aprender algo más.
Se pueden utilizar los papeles de los caramelos para agregar color al mural de la creación. Y hablar sobre la importancia de reciclar lo que usamos.

Luego de jugar: En el juego ¿que cosas los hacían retroceder? ¿Qué cosas los ayudaban a avanzar?

Decir: Dios hizo todo lo que vemos en la creación y nos puso a nosotros como mayordomos, como cuidadores, y ese es un gran privilegio y una gran responsabilidad que tenemos todos en el lugar en el que vivimos.

¿Qué problemas vemos en la creación? ¿Qué podemos hacer nosotros para cuidar la creación de Dios?

Sería muy importante poder tener un proyecto para llevar adelante –durante todo el año o en parte– en el cual puedan desarrollar alguna actividad concreta de cuidado del medio ambiente. Recordemos que los chicos son los que involucran a los adultos en esta temática y los ayudan a tomar conciencia.

¿Por qué creen ustedes que hay problemas con el medio ambiente? ¿Como hizo Dios la creación? Los himnos y poemas de la creación, ¿hablan de que desde el principio estuvieron estos problemas? ¿Por qué sucede esto?

 

./ adolescentes

Leer: Génesis 1. 26.

¿Cómo cuidamos lo que el Señor creó para ser disfrutado?

Los adolescentes habrán escuchado hablar del cambio climático, no sólo en la escuela sino en la tele, o en revistas y diarios.
De manera que sabrán que es un gran preocupación, aquello que no se cuida: tierra, cielo, agua, animales y el mismo ser humano…

Conversar acerca de las cosas que podemos hacer para conservar la creación que nos fue dada para administrar, para respetar y cuidar…, y no para estropear.

¿Qué significa administrar? (cuidar, usar bien y con justicia) ¿Qué podemos hacer como grupo dentro de la Iglesia? ¿Una campaña para mejorar algunos hábitos que cuiden el medio ambiente?

 

Por ejemplo:

  • Hacer folletos o un cartel grande en un afiche y colgarlo donde todos lo vean, donde explicamos el ahorro de energía que sería si todos apagáramos los botones de luz roja que dejamos encendidos en televisores, equipos de música, computadora.
  • Otro con la invitación a utilizar las lámparas de bajo consumo.
  • Otro sobre el uso de bolsas de tela para las compras del supermercado, etc.

 

Hacer otras sugerencias sobre estos carteles o sobre otras acciones…
Podríamos utilizar en el folleto o afiche algunas partes de la canción: Momento Nuevo.

Momento nuevo
Dios hoy nos llama a un momento nuevo,
a caminar junto con su pueblo.
Es hora de transformar lo que no da más,
y sólo y aislado no hay nadie capaz.

/ Por eso ven, ¡entra a la rueda con todos!
También tú eres muy importante, ¡ven! /

Ya no es posible creer que todo es fácil,
hay muchas fuerzas que producen muerte,
nos dan dolor, tristeza y desolación,
es necesario afianzar nuestra unión.

La fuerza que hace hoy brotar la vida,
obra en nosotros dándonos su gracia
es Dios que nos convida a trabajar
su amor compartir y las fuerzas juntar.

Creación colectiva, Brasil

Descargar

Compartir

X