Con tristeza y preocupación…

03 Sep 2018
en En contexto
Con tristeza y preocupación…

Quiero para este pueblo el brillo de un nuevo sol, que traiga paz y justicia en sus rayos, que nos iluminen el camino y nos muestren un tiempo mejor.”

Oración compartida por la pastora Cristina Dinoto, Superintendente del Distrito Cuyo, ante la situación actual.

Señor desde tu Palabra me pides que ore por los que gobiernan “Para que podamos gozar de una vida tranquila”. Por eso Señor te pido que atiendas las súplicas por nuestro pueblo.

Yo sé que nada escapa a tus ojos y hoy especialmente te pido que los tengas puesto sobre aquellos gobernantes que han tomado decisiones que perjudican a miles de argentinos/as, que dejan sin trabajo a muchos y que van a dejar a más todavía. Son quienes desde mañana tienen sus manos vacías y sus pasos inciertos que perdieron su ritmo, perdieron su trabajo, perdieron su dignidad.

Y en el país todo se está perdiendo, las pequeñas industrias, los mejores científicos/as, la tecnología… la misma identidad de cada una y de uno de nosotros.

Señor esta despreocupación de los gobernantes por la Patria nos muestra que la están regalando con una deuda imposible de pagar.

¡Señor vuelve este despojo de Patria a un sitio de misericordia y justicia!

Sólo tu poder Señor puede mostrarles las injusticias, las malas decisiones que tomaron para que las vean; que les moleste en sus corazones, que sientan pesada y confinada su propia vida.

Que miren de frente la indiferencia que sienten por los más desprotegidos. Que vean como en un gran espejo la cara del pueblo, rostro lloroso, preocupado, con angustia por no poder ver el sueño de la vida hacia adelante.

Y que también puedan ver que, sostenidos en tu poder y tu promesa de que no vas a dejarnos ni abandonarnos, nos levantamos contra tanta injusticia, juntos como un pueblo desde cada lugar que ocupamos, buscando el camino para hacernos visibles con fuerza y con coraje.

Podrán nuestros gobernantes hacer como Nehemías que escuchando el reclamo de la gente reconoció el mal que había hecho y lo reparó por respeto a ti Señor para no perjudicar más a sus hermanos del pueblo y le pidió a los poderosos que también lo hagan, que devuelvan lo que les había robado.

Quiero para este pueblo el brillo de un nuevo sol, que traiga paz y justicia en sus rayos, que nos iluminen el camino y nos muestren un tiempo mejor.

Te lo pido porque sé que escuchas el clamor de tu pueblo, ¡gracias Señor por esta seguridad que viene de tu inmenso amor!

En boca de Isaías nos dijiste: “Yo enviaré desde lo alto mi victoria como rocío del cielo y lluvia de las nubes y la tierra la recibirá, como fruto producirá la salvación y a su lado florecerá la Justicia”.

¡QUE ASÍ SEA!

Pastora Cristina Dinoto

Compartir

X