Testimonios de la campaña «Un trato X el buen trato»

23 Ene 2013
en Jóvenes
Iglesia Evangélica Metodista Argentina

Ester Veliz (14 años, Ig. Ramos Mejía)

Desde la capacitación al principio no sabía muy bien de qué se trataba pero a medida que iban pasando los encuentros me di cuenta que era algo muy importante y muy valioso para todos porque vivir en la violencia y relacionarse con golpes es malo y nos hace mucho daño a todos . Con Mónica Silva (mi madrina) fuimos a un encuentro de adultos donde vacune, ahí me enteré que en Uruguay el trato por un buen trato se hace desde 10 años después llegó el día en que vacunamos en morón donde nos encontramos con gente que nos escuchaban y les interesaba el tema y otra gente que no les importaban y no llegaron a comprender el mensaje pero en general a las persona les gustaba lo que transmitimos la experiencia fue muy valiosa.

Natalia Ochoa – IEMA Morón

UNA IMPRESIÓN PERSONAL: “Un trato x el buentrato”, es una campaña de sensibilización pública protagonizada por adolescentes de diversas organizaciones que se capacitan como promotores de buentrato y que a través de una vacunación simbólica inciden en la sociedad, abordando la problemática de la violencia desde una perspectiva positiva y esperanzadora.

Mi experiencia de haber sido participe de esta hermosa campaña “Un trato por el Buentrato”, contra el maltrato hacia niños, niñas y adolescentes y además ser parte de la mesa de trabajo, me permitió poder vivenciar todo el proceso de la planificación y organización hasta llegar al gran día. Fueron muchos días de difundir, de estar en los detalles con vinchas, credenciales, remeras, de comprometer a músicos y grupos para que se sumarán a esta experiencia, sin recibir nada a cambio, pero todo esto me permitió crecer y sentía que cada día que pasaba me sentía con mayor fortaleza y todos lo vivimos como un gran desafío y por su puesto como un aporte, tal vez un granito de arena para empezar a pensar en tantos maltratos que sufren tantos niños, que no tienen voz y que por ahí no sabemos nada de ellos.

Con ansias todos esperábamos el mes de octubre, ya que en ese mes se realizan simultáneamente en diferentes lugares, previamente tuvimos una capacitación de un día entero, en la cual los jóvenes y adolescentes pudimos comprende las diferentes tipos de maltrato, lo cual que muchas veces están naturalizados en nuestro quehacer cotidiano.

La campaña se realizó el 27 de octubre en la Plaza Principal de Morón, desde las 10 am hasta las 18hs. Nosotros estuvimos antes, para adornar la plaza, llenarla de globos y muchos colores. Durante todo el día se dieron diferentes espectáculos, nos acompañó una murga, 4 bandas de rock, un dúo, grupo de música popular de los jóvenes de la Iglesia Metodista de Morón e invitados y la banda del Colegio War.

A las 10 dimos comienzo y los adolescentes se tenían que ir a acercando a las personas que transitaban por la plaza para contarles de que se trataba la campaña y si están dispuesto a hacer un trato por el buentrato. Se le explicaba que era una vacunación simbólica, es decir que se les da un certificado donde dice que usted (se le pide el nombre del vacunado) se compromete a hacer un trato por el buen trato, en ese momento proceden a leer lo que está al dorso del certificado de vacunación es decir a escuchar, a proteger, a creer, a proteger, a incluir y a denunciar cualquier tipo de maltrato y luego se les pregunta ¿cuánto tiempo creen que duraría su vacunación?, y anotábamos el tiempo que ellos nos decían, y luego le dábamos el certificado con el caramelo que es la vacuna, donde contiene amor, ternura y paciencia.

Me encantó ver la reacción de la gente al acercarse a los adolescentes preguntando de qué se trataba y algunos pensaban que se les iba a pinchar un brazo y cuando entendían el mensaje, era lindo ver esa sonrisa en la cara; también estaba admirada de cómo los chicos se desenvolvían, con mucha soltura y apropiándose del mensaje, porque queda claro que no es fácil hablar con gente que uno no conoce, uno no sabe cómo iban a responder.

La verdad que fue una hermosa experiencia el haberme sumado y gracias a Dios aprendí mucho y ya estoy esperando que sea de nuevo octubre para poner manos a la obra, aunque en verdad, octubre debería ser todos los meses del año, para fomentar y multiplicar la experiencia.

Los que participaron fueron; Las Iglesias Evangélicas Metodista de zona oeste (villa sarmiento, Morón y Villa Amelia) el grupo Fortalecer, Movimiento juntos con la niñez y la juventud, Pequeño hogar de villa sarmiento, Fundación Nicolás Lowe y adolescentes y jóvenes de distintas iglesias.

Tuvimos el apoyo del Ministerio de Educación del Gobierno Nacional, también fue reconocido de interés cultural, Municipalidad de Morón, Consejo local de niñez y adolescencia de Morón y Creas

Gracias a los que confiaron en los adolescentes y jóvenes que nos acompañaron en este proceso, que no debe terminar mientras hay un niño o una niña que sufre maltrato.

Compartir

X