27 – Buena fe, buenas acciones

18 Feb 2020
en , , ,
27 – Buena fe, buenas acciones

Guías Metodológicas


Libro de actividades 27


Santiago 2:14-17


La afirmación de Santiago al decir que la fe sin obras no vale, pareciera ser una antítesis de lo que dice Pablo en Gálatas 2: 16 o Romanos 3:28.

Para aclarar esto es preciso determinar con la mayor exactitud posible el significado de «obras» en uno y otro contexto. Pablo se refiere a las «obras de la ley» contrapuestas a la «fe», como medio de salvación.

Pablo contrapone la estricta observancia de la ley a la fe en Jesucristo. El primer camino, la observancia a la ley, es un callejón sin salida, porque si uno trata de aplicar la ley para obtener la aprobación de Dios, la propia debilidad lo hace caer. Por eso Dios abre un nuevo camino de salvación, el de la fe en Cristo Jesús, por quien recibimos el Espíritu Santo, sin las obras de la Ley.

Las «obras» que pide Santiago, en cambio, son las acciones que deben llevar a cabo los cristianos una vez que han abrazado la fe … Santiago da por supuesto que lo que salva es la fe. Pero esa fe tiene que ser eficaz …

Del citado «Comentario Bíblico Latinoamerica

 

Santiago exige una espiritualidad activa, que tiene una acción centrada en una práctica a través de gestos y actos concretos a favor del prójimo. Santiago no comprende una proclamación de la fe sin una práctica del mensaje de Dios, él quiere transmitir que una auténtica vida espiritual cristiana se demuestra en la práctica porque si una fe se queda sólo con las palabras no es suficiente. A través de las acciones y actitudes también expresamos nuestra fe. 

Cuando compartimos nuestra fe con hechos, reconocemos que toda gracia y dádiva la recibimos de Dios.

Podemos decir que la fe en Jesús nos lleva a realizar algo en beneficio de otros, así como lo hizo el mismo Jesús: enseñando, alimentando, cuidando a las personas que lo necesitaban.

De esta manera estamos expresando nuestra fe en Jesucristo tanto por las obras que realizamos como por nuestras palabras, nuestro reconocimiento a Dios se expresará por nuestra alabanza y al mismo tiempo por la práctica cotidiana del amor. Porque no «puede dar agua dulce un manantial de agua salada» (Sant. 3.12).

Cuando obramos por fe, lo hacemos en el nombre del Señor, y esto debe ser proclamado en hechos y palabras. Nuestra fe en Jesucristo se refleja en nuestro accionar diario y en nuestro decir para que muchos conozcan el mensaje de salvación que es el de una vida digna para todos.

 

Mis manos abiertas

Enséñame, Señor.

a vivir mi fe todos los días,

en las cosas sencillas y cotidianas.

Enséñame, Señor.

a transmitir mi fe todos los días

con gestos sinceros, con manos abiertas.

Enséñame, Señor,

a contagiar a otros

el espíritu del Evangelio ..

a hacer el bien para que venga el Reino.

Enséñame. Señor,

a ser un espejo de 10 que creo.

a mostrar con mis obras

la fe que da sentido a mi vida.

Que así sea, Señor.

Marcelo A. Murúa


¿Qué queremos lograr?


  • Comprender que la fe es palabra y acción, es amor dicho y hecho.
  • Valorar que no hay contradicción sino complementación entre fe y obras.

Versículo para memorizar


Ama a tu prójimo como a ti mismo. Mateo 22:39



Índice



./ niñas/os no lectores

Jugar a algún juego que les guste.

Pueden aprender algunos trabalenguas que suelen ser muy divertidos. Algunos:

El perro de San Roque no tiene rabo

Porque Ramón Ramírez se la ha robado.

Y al perro de Ramón Ramírez, ¿quién el rabo

le ha robado?

Pepe Pecas pica papas con un pico

Con un pico pica papas Pepe Pecas

Tres tristes tigres tragan trigo y se atragantan

Pablito clavó un clavito

Qué clavito clavó Pablito

 

Luego de jugar preguntar si les gustó, si están contentos. ¿Porqué nos resultó divertido?

Preguntar qué cosas aprenden en la iglesia. Recordar alguna historia que aprendieron.

Explicar que es muy importante venir a la iglesia, alabar a Dios, estar juntos cuando nos reunimos como en ese momento pero que también es muy importante compartir el amor de Dios con otras personas, haciendo cosas buenas, ayudando.

¿Cómo podemos ayudar en casa, en el jardín, con los chicos que son nuestros vecinos? ¿Les gusta cuando alguien los ayuda? ¿A los demás también les gusta?

 

Galletitas

Preparar galletitas o masitas para compartir en la iglesia con otros grupos o con los vecinos de la cuadra, con quienes pasan por allí. Se pueden hacer esas masitas con vainillas, cacao y dulce de leche. 

Compartir lo que prepararon.

 

ORAR.-

 

./ niñas/os lectores menores

  • Conseguir una soga fuerte para jugar una «cinchada». Luego proponerle al grupo ganador que utilizando la soga arrastre algún tronco o sillón pesado. La idea es que sea lo suficientemente pesado como para que no puedan hacerlo solos y necesiten la ayuda de los compañeros. Luego conversar sobre la competencia y la solidaridad en el juego y en las situaciones de la vida cotidiana.

Relatar el texto bíblico de la siguiente manera:

¿Qué hacen ustedes cuándo no entienden algo de la escuela? Así como ustedes piden ayuda a otras personas, también hacen así las personas que forman parte de una iglesia.

¿Piden a algún pastor/a, a algún líder, que los ayude a resolver algún problema? En la Biblia hay una historia que nos cuenta lo que les sucedió a una comunidad que llamó a un hombre llamado Santiago que enseñaba sobre Dios. Entre todos le contaron que ellos tenían una pregunta qué hacerle: todos creían en Dios, algunos decían que con eso estaba bien y otros opinaban que también hay que hacer cosas buenas por los demás, por ejemplo cuando alguien no tiene nada para comer ¿qué tenían qué hacer? ¿Hablarles de Dios nada más? ¿O ayudarlo en lo que necesita?

Entonces Santiago, después de escucharlos les dijo: estoy muy contento de estar acá y poder ayudarlos. Si creemos en Dios debemos cumplir con lo que él nos dice: ¿se acuerdan de los mandamientos? Uno de ellos dice: «ama a tu prójimo como a ti mismo», es entonces que si tenemos fe es que también debemos hacer algo por los demás. 

 

El amor de Dios es tan grande que no lo podemos guardar para nosotros también debemos compartirlo con quienes más necesitan conocerlo y la mejor manera de mostrar ese amores ayudándolos en lo que necesitan.

 

  • Repartir globos: uno para cada uno. Pedir que lo inflen un poco, lo sostengan para que no se vaya el aire y traten de esconderlo, entre sus ropas o detrás de un mueble. Una vez que todos lo escondieron fijarse si se ve algún globo.
  • Pedir que lo inflen mucho más hasta que sea un globo grande.
  • Pedir nuevamente que traten de esconderlo. Como no podrán hacerlo, explicar que así de grande es el amor de Dios, no podemos esconderlo ni guardarlo para nosotros, es tan grande que debemos compartir ese amor. Entonces necesitamos venir a la iglesia para sentir todos juntos el amor de Dios y cuando nos vamos, los otros días de la semana, compartirlo con todos.

Preguntar cómo podemos en la escuela hacer cosas buenas por los demás, en el barrio, en nuestra familia y acá en la iglesia … 

 

Galletitas

Preparar galletitas o masitas para compartir en la iglesia con otros grupos o con los vecinos de la cuadra, con quienes pasan por allí. Se pueden hacer esas masitas con vainillas, cacao y dulce de leche. 

Compartir lo que prepararon.

 

ORAR.-

 

./ niñas/os lectores mayores

Leer: Carta de Santiago 2:14-17

Relacionar con la historia del buen samaritano. Leer ese pasaje del Nuevo Testamento en Lucas 10: 25-37. 

  • Se puede leer mientras se teatraliza, si ya la conocen, o leerla una segunda vez dramatizándola. Tiene 2 partes: la pregunta del maestro de la ley a Jesús y la parábola propiamente dicha.

 

Preguntar quién es mi prójimo, quién demostró amor.

Preguntar cómo podemos en la escuela hacer cosas buenas por los demás, en el barrio, en nuestra familia, y acá en la iglesia …

 

Manualidades y actividades

Libro de Actividades
  Imprimir 1: Corazón (Libro de Actividades)

Hacer un corazón que adentro dirá: “FE Y OBRAS AMOR DE DIOS”

Dividir ese corazón en 4 partes, darle las piezas mezcladas a cada uno para que lo armen. Una vez armado leer el pasaje bíblico y explicar que una fe sin obras es como si tuviéramos ese rompecabezas incompleto. Para que el corazón quede formado debe estar cada una de las partes.

 

Libro de Actividades
  Imprimir 2: Sopa de letras (Libro de Actividades)

 

ORAR.-

 

./ adolescentes

Dar tiempo para pensar de qué manera podemos ayudar a quienes tenemos cerca y lo necesitan. (no sólo dando cosas materiales, sino también dando nuestro tiempo).

Leer Santiago 2: 14-20.

Contextualizar explicando que Santiago discute con otros cristianos, y probablemente con Pablo, sobre qué es lo más importante: la fe o las obras. Es interesante analizar la discusión, parecida a las que todos tenemos alguna vez por distintos puntos de vista. 

¿Ustedes qué piensan?

Apelar a que recuerden y mencionen cómo alguien les ha ayudado alguna vez. 

Recordar las actitudes de Jesús ante las diferentes necesidades de la gente: alimento, salud, consuelo. Jesús actuaba. Se manifestaba con acciones y palabras que mostraban su amor a Dios y su fe profunda.

  • Leer el versículo 26.

 

Actividad

Repartir tarjetas con una de las siguientes palabras mezcladas: Cuerpo – espíritu – fe – obras – hacer – decir – palabra – acción – individuo – comunidad.

Formar las parejas.

 

Conclusión: Nosotros somos una unidad que piensa, siente y actúa en comunidad. Tratemos de hacerlo sin contradicciones. Oremos al Señor por eso.

Descargar

Compartir

X