26 – Cristo me fortalece

18 Feb 2020
en , , ,
26 – Cristo me fortalece

Guías Metodológicas


Libro de actividades 26


Filipenses 4:10-13


Uno de los valores que más pueden distinguirnos como cristianos es el de ser agradecidos en todo. Aprender a ser agradecidos con lo que tenemos y no estar siempre añorando lo que NO tenemos, sobre todo cuando se trata de necesidades económicas superfluas o de poseer más y más cosas.

Pablo tiene mucho para decirnos respecto a esto, y en esta carta a los Filipenses lo expresa sencillamente diciendo que puede hacerle frente a cualquier situación, cualquiera sea la dificultad, porque Cristo es quien lo sostiene, quien lo fortalece.

En el caso del apóstol sus «situaciones» son difíciles: está preso por causa del evangelio, no sabe cuándo ni cuál será el resultado del proceso, circula por ahí una carta donde espera que puedan visitarlo antes del invierno, justamente por eso encarga su capa, no tiene a mano sus libros … Aunque es un preso ciudadano romano, deben ser muy malas la comida, la cama, el encierro, y depende de los caprichos de sus carceleros.

Es una gran lección para todos nosotros, sobre todo por aquellos que viven con los verbos «hago lo que quiero», «compro lo que quiero y donde quiero» haciendo valer sus privilegios, lo que se tiene y no lo que se es.

Dice Pablo: «he aprendido a hacer frente a cualquier situación … , lo mismo a tener de sobra que a no tener nada» y esto, no siempre todos lo podemos decir.


¿Qué queremos lograr?


  • Desarrollar actitudes de gratitud aún cuando tengamos pocos recursos.
  • Agradecer lo bueno y lo difícil de la vida con el Espíritu de Cristo.

Versículo para memorizar


A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13



Índice



./ niñas/os no lectores

Preparar de antemano

Para dialogar: Llevar un par de juguetes sencillos, propios o de algún niño conocido y contar la historia de cada uno. Se puede inventar. La idea es destacar el valor afectivo que le da la historia a ese objeto.

¿Cuál es el juguete que tienen que más les gusta? ¿Quién se los regaló? ¿Lo cuidan? ¿Y qué juguete que no tienen les gustaría tener?

Comentar: En la Biblia dice que tenemos que dar gracias por lo que tenemos, no llorar por lo que no tenemos. Si tuviera la posibilidad obsequie algo de poco valor económico (bolitas o figuritas o algún juguetito de cotillón) y jueguen entre todos.

¿Qué otras cosas tienen por las que quieren dar gracias a Dios? (casa, cama, familia … )

  • Dibujar ese juguete que tienen que tanto les gusta y pintar la figura de los niños orando.

 

Los invitamos a dar gracias a Dios por algo de todo lo que tenemos. (Les enseñamos a hablarle a Dios: «Decimos: Dios te doy gracias por … Amén) Que cada uno de los niños vaya dando gracias a Dios por algo.

Libro de Actividades
  Imprimir 1: Dibujo (Libro de Actividades)

ORAR.-

 

./ niñas/os lectores menores

Para dialogar: ¿De todas las cosas que tienen, cuál es la que más les gusta? ¿Quién se los regaló? ¿Lo cuidan? ¿Y qué no tienen y les gustarla tener?

Leer en sus Biblias Filipenses 4:10-13

Comentar: Pablo dice que aprendió a estar contento con lo que tiene, aún en medio de las dificultades, aunque no lo tenga todo. 

¿Ustedes piden siempre lo que no tienen pare que se lo compren o saben esperar? Si quieren un par de zapatillas nuevas y no se las pueden comprar. ¿Saben esperar? Si no tienen la bicicleta ¿pueden andar en la del hermano la del amigo O lloren todo el día que quieren la bicicleta?

Dar gracias por lo que tenemos, eso es lo que Dios quiere de nosotros.

 

Juguemos

Si se tuvieran que ir a otro planeta, ¿cuáles serían las 10 cosas o personas que se llevarían?

Dibujar un círculo y que escriban (o dibujen) dentro lo que se lIevarían. Dar espacio para dialogar sobre lo que dibujaron o escribieron, si realmente es importante o se lo llevan porque sí…

No juzgar con mirada adulta la importancia que tiene cada cosa para los chicos. Aprovechar la experiencia para conocerlos mejor.

 

A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13

Entre todos, hacer las letras del versículo para aprender de memoria y pegar en un cartel para colgar en el salón.

 

ORAR.-

 

./ niñas/os lectores mayores

La palabra «Gracias» en varios idiomas:

    • En Portugués: obrigado
    • En alemán: Danke
    • En inglés: Thank you
    • En italiano: Grazie
    • En francés: merci
    • En mapuche: Chaltumay
    • En lengua de señas: Parece ser que es con mano derecha abierta apoyando los dedos sobre los labios y separándola hacia delante, como si tirarámos un beso pero sin el gesto de labios. Los labios dicen gracias sin sonido, porque algunos sordos leen los labios.

Leer el texto de Filipenses 4: 10-13

Dialogar sobre la importancia de aprender a contentarnos con lo que tenemos sin ponernos mal con lo que no tenemos, ya pensar de las dificultades …

¿Qué nos gustaría tener que no tenemos? ¿Qué nos gustaría ser, o cómo nos gustaría ser que no somos? ¿Dan las gracias cuando reciben algo o con frecuencia se olvidan? ¿Dan gracias a Dios por lo que son, por todo lo que reciben de él? ¿Están dispuestos a enfrentar las dificultades confiando en el poder y en la amistad de Jesús?

Comentar que: El apóstol Pablo habla de gratitud cuando dice que aprendió a contentarse con lo que tiene, porque con Cristo sabe que puede hacerle frente a cualquier situación.

 

Hablemos más que de una palabra, de un valor, de un sentimiento: la gratitud. Y reflexionemos, que decir «gracias» es mucho más que pronunciar un vocablo de manera automática en retribución a un servicio cotidiano

“Gratitud es mucho más que eso, es responder a una actitud que emerge del corazón, en aprecio a lo que alguien ha hecho por nosotros. No es «devolver el favor», no es «pagar una deuda»; es reconocer la generosidad ajena. Eres persona agradecida si entregas amor cuando recibes beneficios, si lejos de costear un servicio, le regalas al otro tu cariño, tu apoyo, tu comprensión. La verdadera gratitud nace por la actitud que alguien tuvo contigo, no por el bien recibido. No tengas miedo de decir lapalabra gracias, solo que cuando la digas, aprende también a valorar su significado”.

(Radio la Habana)

 

A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13

  • Hacer un póster con el versículo para aprender de memoria formando las letras con recortes (hechos a mano) de revistas.

 

Comentar que: Sólo si confiamos en Jesús podemos hacerle frente a todas las cosas y por esto también damos gracias. 

ORAMOS.- para hacerle frente a todo lo que no nos gusta mucho, de la mano de Jesucristo.

 

./ adolescentes

  • Dibujar dos círculos grandes en una pizarra o en un póster y animar al grupo a escribir en uno de los dos, las habilidades que les gustaría tener y no tienen, (bailar, cantar, pero también paciencia, sabiduría, alegría … ). En el otro círculo escribir aquellas cosas que NO tienen y les gustaría tener. (ropa, casa, auto, dinero … ) 

¿Piensan que teniendo habilidades se consiguen las otras cosas? ¿Si nos dijeran que en 10 minutos nos cambiamos de planeta y no sabemos cómo se vive allá, qué nos llevaríamos? ¿Pensamos o vivimos obsesionados por lo que nos falta? En escala de 1 a 10, ¿qué valor le damos a las cosas materiales? 

 

Leer el texto de Filipenses 4: 10-13. 

Comentar: ¿De qué se alegra Pablo?

 

Compartir el cuento:

El Escondite Perfecto

En el principio de los tiempos, se reunieron varios demonios para hacer una travesura. Uno de ellos dijo: «Debemos quitarles algo a los hombres, pero, ¿qué les quitamos?».

Después de mucho pensar uno dijo: «iYa sé!, vamos a quitarles la felicidad, pero el problema va a ser dónde esconderla para que no la puedan encontrar».

Propuso el primero: «Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo», a lo que inmediatamente repuso otro: «No, recuerda que tienen fuerza, alguna vez alguien puede subir y encontrarla, y si la encuentra uno, ya todos sabrán donde está».

Luego propuso otro: «Entonces vamos a esconderla en el fondo del mar», y otro contestó: «No, recuerda que tienen curiosidad, alguna vez alguien construirá algún aparato para poder bajar y entonces la encontrará».

Uno más dijo: «Escondámosla en un planeta lejano a la Tierra». Y le dijeron: «No, recuerda que tienen inteligencia, y un día alguien va a construir una nave en la que pueda viajar a otros planetas y la va a descubrir, y entonces todos tendrán felicidad».

El último de ellos era un demonio que había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas de los demás.

Analizó cada una de ellas y entonces dijo: «Creo saber dónde ponerla para que realmente nunca la encuentren». Todos voltearon asombrados y preguntaron al mismo tiempo: «¿Dónde ?». El demonio respondió: «La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera, que nunca la encontrarán». Todos estuvieron de acuerdo y desde entonces ha sido así: el hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que la trae consigo.

(Red de Liturgia del CLAI)

 

ORAMOS.- para tener el mismo pensamiento que Pablo.

Descargar

Compartir

X