20 – La hija de Jairo

11 Mar 2019
en , ,
20 – La hija de Jairo

Guías Metodológicas


Libro de actividades 20


Mateo 9:18-26 / Marcos 5:21-42


Este milagro de Jesús entrecruzado con un relato de sanidad de la mujer que tenía hemorragias desde hacía muchos años, es de una enorme riqueza teológica.
Marcos lo cuenta a orillas del mar donde Jesús encontró a sus discípulos, el mar que Jesús hizo calmar. Allí aparece Jairo que era funcionario Judío. No era un personaje cualquiera del pueblo, era Jefe de la Sinagoga. Un judío importante, seguramente creyente de la ley, y que también cree en el poder de Jesús.
Las sinagogas eran lugares de reunión de las comunidades judías, existiendo varias de ellas incluso en Jerusalén, en todo el territorio palestinense, y también en la diáspora o dispersión del judaísmo por todo el mundo del imperio romano. Estaban dirigidas por tres funcionarios, entre ellos por un jefe o presidente, que dirigía el culto y designaba al lector o predicador, habiendo sido Jesús mismo uno de los encargados de la predicación, ver, Lucas 4.16-36.
Ya en los tiempos de la predicación de Jesús empiezan los primeros conflictos con los dirigentes de las sinagogas, y por cierto más aún con los sacerdotes del templo. Durante un tiempo los primeros cristianos aprovechan la reunión de la sinagoga para anunciar el evangelio de Jesús, por ej. Hech 13.4-5, 13-15, 42. Con el tiempo se hace inevitable la ruptura total entre las iglesias cristianas y las sinagogas.
La súplica de Jairo está llena de fe, “si tú vienes y pones tus manos sobre ella, volverá a la vida”. Y Jesús reconoce la sinceridad en el corazón de Jairo.
Y aún después de haberse parado en el camino con la mujer enferma y haberla sanado, siguió hasta lo de Jairo aún a pesar de que le decían que ya había muerto.

Hay un dicho popular que dice que Dios siempre llega a tiempo, y así fue para la hija de Jairo, Jesús llegó a tiempo para devolverle la vida.-

Realmente es muy difícil aceptar hechos dolorosos y tristes en nuestras vidas. Pero Dios espera que todos sus hijos, cuando nos encontremos atravesando por estas dificultades u obstáculos, podamos con confianza tomarnos de su mano y seguir adelante, sabiendo que Él tiene el cuidado de nosotros.


¿Qué queremos lograr?


  • Reconocer que Dios es todopoderoso, que puede devolver la vida.
  • Afirmar que Dios se ocupa de todos los que se acercan a Él con su necesidad.
  • Aprender a llevar la buena nueva de que Dios siempre está atento a lo que necesitamos para llegar a tiempo, en el tiempo oportuno, y que sus tiempos no son los nuestros y nada es imposible para él.


Índice



./ niñas/os no lectores

Contar la historia:
Jesús fue a un pueblo. Cuando llegó, un hombre llamado Jairo vino a Jesús. Estaba llorando (hacer ruido como que está llorando) y rogó (pónerse de rodillas, haciendo como que ruega) a Jesús que viniera a su casa porque su hija había muerto. Jairo mostró que confiaba en Jesús cuando dijo, «Vendrás y pondrás tu mano sobre ella para que viva.»
Jesús empezó a caminar a la casa de Jairo. (hacer movimiento de caminar con los dedos.) Jesús estaba rodeado por una gran multitud que lo apretujaba. Decir a todos que se acerquen el uno a otro. Jesús siguió caminando a la casa de Jairo. (hacer movimientos de caminar.) Cuando llegaron al hogar, vieron a muchas personas llorando (hacer ruido de llorar) y a otros tocando música triste en la flauta. (hacer que está tocando la flauta.) Jesús les dijo, “Váyanse de aquí. La muchacha no está muerta. Está dormida.” La gente se burló de Él cuando dijo esto. (reírse)
Cuando la gente salió, Jesús entró en la habitación (hacer movimientos de caminar) y tomó a la muchacha de su mano. La niña se levantó y comenzó a caminar alrededor del cuarto. Todos estaban gozosos. (Digan, “¡Sí!, aplaudan”)
Las noticias acerca de lo que Jesús había hecho pasaron por todas partes. ¡Era increíble!


Decir: Jesús se preocupaba por la gente y trataba de ayudarlos. Nosotros tenemos que tratar de ser como Él.

¿Cómo podemos ser amables? Si un nene está triste, ¿lo dejamos solo porque es aburrido, ¿lo molestamos o le preguntamos qué le pasa? Si Anita está enferma: ¿nos reímos de ella o la llamamos por teléfono y le hablamos, le prestamos nuestros juguetes?

Jugar a cambiar caritas tristes en felices haciendo alguna broma o cosquillas al amiguito que simule estar triste hasta que se ría. Cambiar los roles.

  Imprimir 1: A pintar (Libro de Actividades)

ORAR.- Den gracias porque siempre podemos ir a Dios para pedir ayuda. Pídanle a Dios que podamos tener fe como la fe de Jairo.

 

./ niñas/os lectores menores y mayores

Contar la historia:
Jairo era un hombre importante. Jairo era líder en la sinagoga. La sinagoga era el lugar donde los judíos adoraban a Dios. Muchos de los líderes religiosos no querían a Jesús. Ellos no creían que Jesús era el hijo de Dios. Pero Jairo era diferente.
Jairo se arrodilló a los pies de Jesús. Cuando alguien se arrodilla, muestra que tiene respeto y que adora a esa persona. Jairo mostró con el acto de arrodillarse que él confiaba en Jesús. Para Jairo, eso requirió mucho valor. Luego Jairo le dijo a Jesús que su hija había muerto. Pero Jairo mostró una fe muy grande al decirle a Jesús que sabía que Jesús podía resucitar a su hija si iba a su casa y la tocaba. Jairo realmente creía. No dijo, “ojala que puedas” ni dijo “esperó que si lo intentas,” Jairo tenía completa fe en Jesús. Jairo sabía que Jesús tenía poder para hacer milagros. Mientras Jesús y sus discípulos iban rumbo a la casa de Jairo, Jesús estaba rodeado por una gran multitud que lo apretujaba.
Jesús siguió caminando a la casa de Jairo. Cuando llegaron al hogar, vieron a muchas personas llorando y a otros tocando música triste en la flauta. Jesús les dijo, “Váyanse de aquí. La muchacha no está muerta. Está dormida.” La gente se burló de Él cuando dijo esto.
Cuando la gente salió, Jesús entró en la habitación y tomó a la muchacha de su mano. La niña se levantó y comenzó a caminar alrededor del cuarto. Todos estaban gozosos de verla viva de nuevo.
Las noticias acerca de lo que Jesús había hecho pasaron por todas partes ¡Era increíble!


¿Qué es una sinagoga? ¿Qué hizo Jairo? ¿Qué le dijo Jesús a la gente que estaba en la casa de Jairo? ¿Qué le pidió Jairo a Jesús? ¿Qué le dijo Jesús? ¿Qué hizo Jesús cuando estuvo con la niña? ¿Cómo termina la historia? ¿Es difícil tener fe en Dios? ¿Por qué?
Decir: Jairo hizo una decisión excelente cuando eligió ir a ver a Jesús para buscar ayuda para su hija. Cuando estamos tristes o preocupados por algo, podemos ir a Jesús así como lo hizo Jairo. Jesús estará allí, pero necesitamos recordar que tenemos que ir a Él.

Cuando la situación de Jairo había empeorado, Jesús le dijo a Jairo que no tuviera temor, que creyera. Es lo mismo para nosotros. Hay ocasiones en que las cosas no mejoran inmediatamente, pero podemos recordar que Jesús está con nosotros y que nos ayudará. No necesitamos temer ni desanimarnos. Cuándo los tiempos son difíciles, ¿nos vamos a desanimar? ¿Se nos olvida que Jesús nos puede ayudar con cualquier problema? Después de todo, Jesús calmó la tormenta.
No olvidemos lo poderoso que es Jesús.

Oración dibujada.

Preparar una hoja afiche donde cada niño tendrá que dibujar o recortar y pegar un dibujo que simbolice un motivo por el que quiere agradecer o interceder. Una vez que todos hayan dejado su dibujo en el afiche, cerrar los ojos y pensar en lo que le queremos decir a Dios en silencio. Decir entonces que el Señor puede leer nuestra oración en el dibujo o en el pensamiento.
Escribir en el cartel al inicio: “Señor, te damos gracias por (…), y te pedimos por (…)”, y al final “Amén”.

  Imprimir 2: Sopa de letras (Libro de Actividades)

ORAR.- dar gracias a Dios por contestar nuestras oraciones.

 

./ adolescentes

Leer el texto.

Hacer el comentario: Jairo era funcionario del templo Judío, sin embargo ante la enfermedad de su hija no dudó en dejar de lado toda su jerarquía para ir a ver a Jesús, ni siquiera pensó en que había mucha gente con Jesús que después podría señalarlo y acusarlo de que andaba con él. Nada le importó, porque su hija se estaba muriendo, incluso el texto dice que le rogó mucho.

¿Les da vergüenza que los otros sepan que vienen a la Iglesia? ¿Se animan a pedirle a Jesús lo que necesitan sin importarle los demás? ¿Creen que es necesario pedirle a Dios que se ocupe de aquellas situaciones que queremos que se solucionen (enfermedad, un trabajo nuevo, el estudio… )?

Volver al final del texto y leer desde el versículo 35 al 42, donde se cuenta que Jesús resucitó a la hija de Jairo. Pensar que Jesús los invitó a entrar, que la nena está muerta sobre la cama. Jesús se acerca, le dice “Talita cum” y la nena se levanta.

¿Cuál es la primera palabra que dicen? ¿Salen corriendo, se tapan la cara con las manos? ¿Festejan que la nena se levante? ¿Dan gracias a Dios? ¿Qué hacemos cuando vemos que Jesús obra en aquellas cosas o situaciones que le pedimos que obre? ¿Salimos corriendo, festejamos o damos gracias a Dios por tenernos en cuenta?

En un afiche grande (si el grupo es pequeño, si no pueden ser dos o tres papeles grandes) hacer entre todos o entre varios una caricatura de la situación, cómo se imaginan que reaccionarían.

ORAR.- para que siempre nos asombren las obras de amor de nuestro Dios.

 

Descargar

Compartir

X