13 – José: el perdón

16 Feb 2020
en , , ,
13 – José: el perdón

Guías Metodológicas


Libro de actividades 13


Génesis 45


Para maestros y líderes:
Génesis 45; 46.28-34; 48 y 50

Para leer en el Encuentro:
Génesis 45.1-13 y 50.15-21.

José tuvo un gran valor al perdonar a sus hermanos. Pensemos acerca del tremendo poder sanador al perdonar a sus hermanos. Recién al final de sus días los temerosos hermanos confiesan sus crueldades y piden perdón a José. Pero mucho tiempo antes, quizá desde el primer día en que los volvió a ver, José ya ha iniciado su proceso de perdonar la maldad de sus hermanos.
El perdón es la llave que abre el camino para estar en paz con nuestro prójimo y con nosotros mismos. Sin perdón y arrepentimiento no hay paz. Cuando quedamos atados al odio o rencor, la paz es algo imposible de recuperar. Esa fue la amarga experiencia de los hermanos de José, primero dieron lugar a los celos, después al enojo, éste se transformó en resentimiento y de allí pasaron a la venganza.

Mientras tanto, José recorrió el camino inverso: después de las heridas por las duras experiencias que había pasado, pasó al perdón, y del perdón pasó a la paz. Caminemos como lo hizo José, “revistiéndonos con sentimientos de compasión, bondad, mansedumbre y paciencia; soportándonos y perdonándonos unos a otros. Y sobre todo revistiéndonos de amor, que es el lazo de la perfecta unión, y así la paz de Cristo reinará en nuestros corazones” (Colosenses 3.12-15).


¿Qué queremos lograr?


  • Reconocer la importancia de perdonar aún cuando nos hayan herido duramente como a José, porque Dios transforma lo malo en bueno.


Índice



./ niñas/os no lectores

Contar el siguiente cuento:
Había una vez una nena que la habían retado injustamente en la escuela y llegó su casa muy enojada. Esa noche, después de cenar, su mamá le dijo que era la hora de acostarse para ir a dormir. Carina, la nena de esta historia, no quería acostarse. Seguía enojada con la maestra, y también se enojó mucho con su mamá, porque la mandaba a dormir. Estaba tan enojada que tiró los marcadores y los papeles que estaban sobre la mesa. Puso una cara fea, pateó la mesa y le gritó a la mamá, que estaba muy sorprendida con Carina..

¿Te parece bien la manera de reaccionar Carina con el reto injusto de su maestra?
¿Qué tendría que haber hecho la nena?

Carina tenía que pedirle disculpas a su mamá y pedirle perdón a Dios. A veces hacemos cosas que no debiéramos, como Carina. Después entonces tenemos que pedir perdón a la persona que ofendimos o con la que peleamos

Conversar acerca de estas situaciones.

Contar la historia bíblica.
Comentar que ahora que los hermanos le habían pedido perdón a José todos estaban contentos y podían vivir mejor.

 

Manualidad

Hacer con plastilina una cara con los ojos, la nariz y la boca y pegarlo sobre el dibujo de la cara alegre y poner la plastilina sobre una cara con boca de tristeza.

ORAR.-

 

./ niñas/os lectores menores

¿Estuviste alguna vez tan asustado que no podías hablar?

Comentar que los hermanos de José estaban asustados.

Contar la historia bíblica:
José había preparado una comida y había invitado a sus hermanos a comer con él. Al final de la comida él les dijo que él era su hermano José. Ellos estaban aterrados con ese hermano que ahora se les había aparecido después de haberlo tratado tan mal. No podían creer lo que les estaba pasando.
José les dijo de nuevo que él era el hermano que ellos habían vendido años atrás. Ellos estaban asustados pensando que les iría a pasar ahora. José era un hombre poderoso, y el Faraón tenía poder sobre las vidas y las muertes de la gente de Egipto. Él podía hacer lo que quisiera con ellos.

José les dijo: “No tengan miedo. Ustedes quisieron hacerme daño, pero Dios lo usó para bien de todos. Este fue el plan de Dios para nosotros.”
José continuó, “Van a haber cinco más años de hambruna, nada va a crecer”. Él les pide que vayan por su padre y así puedan estar todos juntos.
Los hermanos de José confiaron en él. Ellos se abrazaron a su hermano, y lloraron.
Cuando el Faraón oyó que los hermanos de José habían venido, él estaba contento. Les pidió que fueran por su padre y sus familias y les dio la mejor tierra en Egipto.
En el camino a Egipto, Jacob y su familia se detuvieron y adoraron a Dios.

¿Qué les dijo José a sus hermanos cuando él se dio a conocer como el hermano que ellos habían vendido? (Gén 45.4-7). ¿Cuál fue su reacción? ¿Cuántos años más de hambruna faltaban? ¿Qué les pidió José a sus hermanos? ¿Qué le ofreció el Faraón a José y a su familia? ¿Qué hizo José para mostrar que él había perdonado a sus hermanos? ¿Cómo podemos perdonar?

 

Libro de Actividades
  Imprimir 1 y 2: Dibujos para pintar (Libro de Actividades)

 

./ niñas/os lectores mayores

Leer el texto bíblico en Génesis 45.

¿Qué le envió José a su padre de parte del faraón? ¿Qué le dio José a Benjamín? ¿Dónde se estableció la familia de Jacob en Egipto? ¿Qué vendieron o dieron los egipcios a cambio de alimento? ¿Qué ley requirió José de todos los egipcios?

Trabajaremos el tema del perdón. Para ello repartiremos estas tarjetas y trataremos entre todos o por grupos de responder las preguntas que están allí.
Libro de Actividades
  Imprimir 3: Tarjetas (Libro de Actividades)

 

Juego

Copiar las siguientes frases sobre tarjetas sobre cartón y recortar.

  • Se puede jugar por equipos para que ordenen cronológicamente la vida de José o para que al levantar una tarjeta cuenten algo de lo aprendido.
  • José era el favorito de su papá.
  • José fue vendido como esclavo.
  • Una mujer miente acerca de su relación con José.
  • José fue puesto a cargo de la prisión.
  • El copero olvidó su promesa de decirle al rey de las interpretaciones de José.
  • José fue llevado de la prisión para ir a interpretar el sueño.
  • Sus hermanos odiaban a José.
  • Potifar compró a José.
  • José fue enviado a la prisión.
  • José interpretó los sueños de dos prisioneros.
  • El rey tuvo un sueño.
  • José fue puesto a cargo de todo Egipto.

 

Versículo para memorizar:
“De la manera que Cristo los perdonó, así también háganlo ustedes”. Colosenses 3.13c

  • Encuentro de José con su padre:
    Escribe lo que piensas qué habría dicho José a su Padre y también lo que Jacob le dijo a José.

 

Libro de Actividades
  Imprimir 4: Para completar (Libro de Actividades)

 

./ adolescentes

¿Te enojaste alguna vez con alguien porque te hizo algo feo? ¿pudiste perdonarlo? ¿alguien se enojó con vos porque le hiciste algo? ¿te pudo perdonar?

Leer el pasaje bíblico. Génesis 50.15-21.

¿Por qué José decidió perdonar a los hermanos?
Teniendo en cuenta el versículo 19, nos preguntamos: ¿Nos ponemos algunas veces en lugar de Dios y condenamos a los otros? Del 1 al 10, ¿cuán difícil es no condenar (con palabras o con acciones) a los que nos hacen mal? ¿Nosotros tenemos cosas para cambiar para poder perdonar o solamente son los otros los que tienen que cambiar?

Comentar: dice Pablo en Romanos 12.2 “Cambien su manera de pensar, para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios”.

 

Contar el siguiente cuento:
Virar el Barco 20 grados
El mar estaba muy picado, la visibilidad era muy precaria, el capitán recomendó a su tripulación permanecer alerta.
-Por favor infórmeme inmediatamente cualquier novedad.
Tan pronto oscureció uno de los marinos anunció: -Atención, una luz está brillando hacia el norte.
-¿Se está moviendo o está quieta? -preguntó el capitán.
– ¡Se está moviendo! -respondió el segundo.
El capitán llamó al encargado de las señales y le dijo: “Avísele a esa embarcación que si sigue en esa dirección se va a estrellar contra nosotros. Aconséjele que vire 20 grados hacia el este”.
No hubo respuesta y la luz seguía acercándose. El capitán decidió encargarse personalmente de la situación.
-Atención, atención. Habla el capitán de este barco, le advertimos, cambie de curso o nos estrellaremos contra ustedes.
-Aquí habla el marinero Pérez. Cambie usted su rumbo 20 grados hacia el este.
Al oír esto el capitán dijo, gritando: -Por última vez marinero, este es un barco de guerra, vire inmediatamente 20 grados hacia el este.
Y la respuesta que recibió fue: -Yo soy el faro. Usted es el que debe cambiar de curso.

Amigo(a), a veces queremos que los demás cambien y hasta los amenazamos con estrellarnos con ellos. Es más fácil que tú cambies. Tú diriges tu barco. Ve a donde tú quieras y como todo buen capitán, sé flexible en la forma de construir las rutas de tu vida. Escucha lo que los demás tengan que decir. Te puedes evitar una colisión.

ORAR.-

Descargar

Compartir

X