10 – Día del trabajador: Trabajo para crecer juntas y juntos

19 Feb 2020
en , , ,
10 – Día del trabajador: Trabajo para crecer juntas y juntos

Guías Metodológicas


Libro de actividades 10



Los guiamos con algunos textos bíblicos.

Mateo 11: 28: “Vengan a mí todos ustedes que están cansados de sus trabajos.”

Salmo 128:2 “Comerás del fruto de tu trabajo y te irá bien.”

Deuteronomio 26:7 “Entonces el Señor vio la miseria, los trabajos y la opresión …”

 

En el pensamiento bíblico no interesa tanto el concepto abstracto de trabajo, sino más bien las condiciones en las que se lleva a cabo el trabajo. Y, sobre todo, quiénes son los que trabajan. En el pensamiento griego clásico el trabajador no es tomado en cuenta: para los griegos los verdaderamente humanos eran quienes, en virtud de su rango social, podían dedicarse a los asuntos de la polis, a la politiké, para lo cual era necesario que otros cumpliesen aquellos menesteres imprescindibles para la vida humana, pero considerados poéticos, más pragmáticos, y por lo tanto menos dignos.

En cambio, en la Biblia lo que más cuenta es la condición humana. Por ejemplo, en el relato del Éxodo, Dios responde el clamor del pueblo oprimido (Éxodo 3:7), se interesa por la vida de ese grupo de personas precisamente porque viven en situaciones de injusticia. El Dios de la Biblia es un actor parcial. Es diferente de la diosa griega de la justicia, neutra, que se niega a tomar posición, simbolizada con sus ojos vendados … En realidad, el Olimpo griego está muy lejos de la historia, en tanto que Yavé es protagonista activo en la misma. Esta comprensión de Dios domina el texto bíblico de una punta a la otra. 

De «Trabajo Vocabulario bíblico, Julio de Santa Ana, Ediciones La Aurora, Buenos Aires, 1988

 

Pensemos en el trabajo como un espacio para crecer en dignidad, en personalidad, en la relación con los demás; como la oportunidad para compartir con otros el evangelio de Jesucristo. 

Cuando hablamos de los niños es bueno recordar que los ampara el artículo 9 de la Declaración Universal de los Derechos del Niño.

Recordemos junto a los niños que no deben trabajar si eso los perjudica en su desarrollo; en cambio hacerles ver lo bueno que es que colaboren en sus casas con las tareas, o con amigos y/o vecinos siempre que esto no les impida ir a la escuela o tener un tiempo para jugar.

Hablemos con los niños de la alegría que nos da poder ayudar a otros en sus tareas y de cómo sufrimos cuando los mayores se abusan de nuestro trabajo.

Artículo 9°.

El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación.

No será objeto de ningún tipo de trata.

No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; en ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno que pueda perjudicar su salud o educación o impedir su desarrollo físico, mental o moral. 

De la Declaración Universal de los Derechos del Niño

 

Con los adolescentes, jóvenes y mayores, hablemos de la dignidad de tener un trabajo y poder vivir de lo que uno gana y del derecho a tener un trabajo con un salario digno. Tomamos el testimonio de Pablo, que trabajó con sus manos al mismo tiempo que predicaba (Hechos 18: 1-5; ver también 2 Tesalonicenses 3: 6-8).

 

Mano de Obra:

«Mohammed Ashraf no va a la escuela. Desde que sale el sol hasta que asoma la luna, él corta, recorta, perfora, arma y cose pelotas de fútbol que salen rodando de la aldea paquistaní de Umar Kot hacia los estadios del mundo.

Mohammed tiene once años. Hace esto desde los cinco. Si supiera leer y leer en inglés, podría entender la inscripción que él pega en cada una de sus obras: “Esta pelota no ha sido fabricada por niños.”

Eduardo Galeano


¿Qué queremos lograr?


  • Comprender que Dios nos dio dones a cada uno para desarrollar distintas tareas.

Índice



./ niñas/os no lectores

Preguntar de qué trabajan el papá, la mamá o la persona con la que viven. ¿Qué hacen en esos trabajos? A ustedes ¿de qué les gustaría trabajar? ¿Cómo se hace ese trabajo?

Contar: que Jesús trabajaba ayudando a su papá en la carpintería.

Hablar de lo que se usa en esa tarea, hacer la mímica de los movimientos al usar el martillo, el serrucho, etc.

  • Jugar a «dígalo con mímica» debiendo representar diferentes oficios y profesiones.

 

Decir que los chicos no tienen que ir a trabajar pero sí pueden ayudar en su casa: 

Preguntar de qué manera pueden ayudar ellos a su familia.

 

Dinámicas
  • Entregar a cada uno un papel para que se dibujen haciendo el trabajo al que quieren dedicarse cuando sean grandes. Pegarle un palito de helado con el versículo bíblico que aprenderán de memoria.
  • También se les puede entregar a cada uno alguno de los trabajos u oficios representados en las ilustraciones para que los pinten y armarlos de igual manera que los anteriores.

Libro de Actividades
  Imprimir 1: Oficios (Libro de Actividades)

 

Contar que todo el trabajo que se haga es importante y que siempre hay que pedirle ayuda a Dios para poder hacerlo bien.

ORAR.- dando gracias por el trabajo que tiene la familia o pidiendo para que lo tenga.

 

./ niñas/os lectores menores y mayores

Preguntar de qué trabajan el papá, la mamá o la persona con la que viven. ¿Qué hacen en esos trabajos? A ustedes ¿de qué les gustaría trabajar? ¿Cómo se hace ese trabajo? 

Contar: que Jesús trabajaba ayudando a su papá en la carpintería.

Hablar de lo que se usa en esa tarea, hacer la mímica de los movimientos al usar el martillo, el serrucho, etc. 

  • Jugar a “dígalo con mímica” debiendo representar diferentes oficios y profesiones.

Contar que todo el trabajo que se haga es importante y que siempre hay que pedirle ayuda a Dios para poder hacerlo bien.

 

Decir que los chicos no tienen que ir a trabajar pero sí pueden ayudar en su casa:

Preguntar de qué manera pueden ayudar ellos a su familia.

 

Reflexionar sobre las relaciones humanas en el trabajo. ¿Tu papá o tu mamá están contentos con el trato en el trabajo? ¿Saben ustedes que los trabajadores se pueden organizar para que se mejoren sus condiciones de trabajo y sus salarios? Estas organizaciones con representantes de los trabajadores se llaman gremios o sindicatos.

 

Dinámicas
  • Entregar a cada uno un papel para que se dibujen haciendo el trabajo que quieren realizar cuando sean grandes. También pueden buscar en diarios y revistas fotos de personas realizando distintos trabajos y hacer, una actividad plástica.(Por ejemplo un friso en una tira larga de cartulina mostrando la diversidad de trabajadores, hombres y mujeres, con máquinas, en la naturaleza y en los servicios de educación, comercio, salud, seguridad, etc). 
  • Algunos grupos harán sobre papel un gran dibujo pintado o con figuras pegadas que en la base tendrá el texto de: Colosenses 3: 23, 24 “Todo lo que hagan, háganlo de buena gana, como si estuvieran sirviendo al Señor Jesucristo y no a la gente. Porque ya saben que Dios les dará en recompensa parte de la herencia que ha prometido a su pueblo. Recuerden que sirven a Cristo, que es su verdadero dueño».
  • Conversar sobre este texto y aprender el versículo del Salmo de memoria .

ORAR.- dando gracias por el trabajo que tiene la familia o pidiendo para que lo tenga.

 

./ adolescentes

Vamos a introducir el tema del trabajo y del compromiso del cristiano utilizando una caja con herramientas.

¿Para qué se necesitan tantas herramientas?

Cada herramienta cumple una función diferente a la hora de realizar una tarea como puede ser la de arreglar un artefacto o de hacer un mueble. No hay una herramienta que pueda hacer todos los trabajos. 

¿Qué herramientas utiliza un/a médico/a, un/a maestro/a, un/a cheff, un/a programador/a, un/a productor/a audiovisual, etc? Ver la diversidad y multiplicidad de herramientas y competencias que supone un trabajo.

Reflexionar además sobre las relaciones humanas en el ámbito laboral y las formas organizarse para mejorar condiciones de trabajo y salarios.

 

Leer los textos bíblicos. Mateo 11: 28; Salmo 128:2; Deuteronomio 26:7.

Decir: La iglesia y otros lugares en los que estamos, nuestra casa, la escuela … , son como la caja de herramientas. Hay muchos trabajos para hacer pero cada persona tiene dones diferentes para poder realizarlos. Nadie nace sabiendo usar esas herramientas. La comunidad está para enseñar y repartir tareas.

¿En qué les gustaría trabajar? Si ya lo están haciendo, fíjense si eso es lo que les gusta y por qué? ¿Qué trabajo nunca realizarían y por qué? ¿Todos pueden elegir el trabajo que quieren tener? ¿Por qué suele ocurrir que no todos puedan hacer esa elección?

Es muy importante que como cristianos puedan pensar no sólo en aquello en lo que les gustaría trabajar sino también en que hay muchas personas que son explotados en su trabajo, que no reciben la remuneración que merecen, que no tuvieron al posibilidad de elegir el trabajo que querían hacer y que muchos otros no tienen trabajo. Quizás suceda esto en su propia familia.

Preguntar cómo pueden ellos acompañar distintas situaciones de vida relacionadas con el trabajo de personas que ellos quieren, qué creen que podrían hacer al respecto, solos o juntándose con otras personas.

 

Leer: Colosenses 3: 23, 24

  • Invitarlos a que puedan imaginarse en un trabajo dentro de 5 años o dentro de 10 años.

¿Qué es lo que se imaginan? ¿Qué le piden al Señor en relación a esto?

 

ORAR.- poniendo sus sueños en las manos del Señor y pidiendo por todas aquellas personas que realizan un trabajo que no les gusta, o que lo tienen que hacer sufriendo mucho, y por aquellas que no tienen trabajo.

Descargar

Compartir

X