155 años de metodismo argentino

26 May 2022
en Artículos CMEW
155 años de metodismo argentino

TRES FECHAS EN DISPUTA


El metodismo llegó a la Argentina hacia fines de 1836, pero su primer mensaje en castellano lo proclamó recién en 1867.  Durante aquellos primeros treinta y un años la misión fue lo que podríamos llamar una “capellanía étnica”.  Se reducía a un enclave misionero que venía a atender las necesidades espirituales y a mantener vivas las prácticas devocionales de los metodistas estadounidenses que se encontraban ya radicados o de paso por el país. Esta situación debía cambiar.

La llegada de Goodfellow, será la clave para el cambio de destino de la misión en el Río de la Plata. El nuevo superintendente llega a la región con una clara instrucción de tres pasos, uno de ellos: “utilizar todos los medios a su alcance para expandir la misión e incluir a la población nativa”.  La resistencia a la apertura venía de un grupo de comerciantes metodistas quienes pretendían una misión dirigida solamente hacia los protestantes extranjeros residentes en la región, como había sido hasta ese momento.

Sin embargo, la única esperanza que tenía la misión metodista de sobrevivir era abriendo las puertas a la población de habla castellana.  El secretario corresponsal de la Sociedad Misionera había sido muy claro cuando le dijo a Goodfellow en sus últimas instrucciones antes del viaje:


“La Sociedad misionera en Nueva York estaba tristemente desanimada con la única misión en tierras latinas, y si la prospectiva no mejora, ellos deberán proceder a cerrarla, vendiendo las propiedades y abandonando el campo misionero”. 


En su informe de Abril de 1865, Goodfellow afirma:


“Necesitamos un servicio en español en esta ciudad (Buenos Aires). Mucha gente se juntaría para escuchar el evangelio en esa lengua. Oramos para que aparezcan las personas que puedan llevar adelante esa tarea. Nos hemos preguntado desde lo profundo de nuestro corazón qué cosa puede hacerse para cumplir ese objetivo. Pero hasta ahora nada aparece frente a nuestros ojos.”


Pero apareció.

En 1860 un joven escocés de origen presbiteriano se había convertido al escuchar un sermón de Goodfellow y a partir de ese momento deseó ser un predicador metodista. Juan F. Thomson, así se llamaba el joven, luego de un tiempo de estudios en los Estados Unidos, llega a Buenos Aires en octubre de 1866.  Al poco tiempo de llegar Thomson comienza a tener reuniones de oración y estudios de la Biblia en castellano.  En los últimos meses de 1866 ya funcionaban tres grupos de estudio bíblico y oración en castellano que se reunían en casas de familia.  La apertura ya había comenzado.


Pero para la primera predicación pública faltaba unos meses. Y aquí surgen discrepancias en cuanto a las fechas. Según la historiografía metodista tradicional, la fecha para la gran presentación masiva en castellano del metodismo, fue el 25 de mayo de 1867.  Así lo entendieron todos los historiadores del metodismo rioplatense desde la primera reseña realizada por Guilermo Tallon en 1911.  Esa fecha resumía varios símbolos que, para el metodismo que quería mostrarse nacional, sin duda eran importantes: por un lado, era la fecha de la Revolución contra el poder colonial español-católico y el nacimiento de la Argentina como un país libre e independiente, será también el día que marcará el final de la hegemonía monopólica del catolicismo en el campo religioso rioplatense.


Sin embargo, recientemente hemos constatado algunas dificultades para seguir afirmando tal fecha como la del evento histórico. En primer lugar, contrariamente a lo que se afirma comúnmente, el 25 de mayo de 1867 no fue domingo sino sábado. Primer gran escollo que impide entender un evento central metodista en sábado, en plena controversia con los que se solían llamar los sabatistas (adventistas).  Un sábado en el que además llovió torrencialmente, tal como lo atestiguan fuentes extra eclesiales. Otro dato contundente, es el obtenido de un informe del Rev. Goodfellow que recoge el Missionary Advocate de Noviembre de 1867, en donde el superintendente relata que dicho evento se realizó el domingo 9 de Junio.


 “El 9 de Junio, el Rev. Thomson predicó su primer sermón en idioma español en nuestra iglesia, la que estaba bastante llena, aproximadamente cuarenta personas eran nacionales. Desde ese momento Thomson continuó ocupando nuestra iglesia todos los domingos por la tarde.”


En otro de sus informes citado por el  The Missionary Advocate,  Goodfellow amplía  sobre aquel evento, en el que queda claro que fue en día Domingo:


“El pasado Domingo por la noche el hermano Thomson predicó su primer sermón en español en esta ciudad. La iglesia estaba llena. Por supuesto no mucha de nuestra propia gente estaba presente (se refiere a los anglo parlantes) pero un gran número de nativos estaban ahí, quienes pudieron escuchar su primer sermón protestante. Se notaba buena predisposición y marcada atención. No tenemos himnarios en español, de manera que imprimimos los himnos en hojas de papel como en un programa. El órgano y el coro guiaron la gran entrada de las melodías de Hebron y Mozart. La fluidez y el control que el hermano Thomson tenía del nuevo lenguaje en sus labios sorprendió a todos. Solo los muy perspicaces podrían detectar el hecho de que él no estaba hablando en su lengua natal.”


Por otro lado, la Sociedad Misionera en un informe de 1875, señala que el primer sermón en castellano del metodismo en Argentina fue el 12 de mayo de 1867.


“El primer sermón protestante español en Buenos Ayres fue predicado el 12 de mayo de 1867 por un hombre que no había nacido hasta varios años después del establecimiento de la Iglesia en Buenos Ayres. Se convirtió en la pequeña iglesia inglesa de Buenos Ayres, que se enorgullece de reclamarlo como prueba de que no ha existido enteramente en vano. …”


¿Cómo se explica esta confusión, y esta danza de fechas? Algunas opiniones afirman que probablemente el acto haya estado desdoblado en dos partes:  una presentación social no religiosa que se realizó el sábado 25 de mayo y por otro lado el culto con la predicación el 12 de mayo, ¿o el 9 de junio?

Salvo en un futuro viaje en el tiempo que nos ubique en aquel evento, será difícil determinar esa fecha. La historia no es una ciencia exacta, ¡¡ni aún con las fechas!! ¡¡A pesar de lo que pretendían los positivistas!! Siempre está mediatizada por posibles errores de interpretación, de copiado, o aún por simple confusión en el relato de un hecho pasado.

Es difícil rastrear en qué momento comienza a acuñarse la fecha del 25 de mayo como comienzo oficial del metodismo nativo. Al evaluar estas evidencias pensamos que esa fecha ha tenido que ver con un efecto simbólico buscado por el metodismo de principios de siglo veinte, el cual estaba siendo acusado de extranjerizante y antinacional, más que a una búsqueda crítica de exactitud histórica.

Pero más allá de la fecha, el hecho marcó el comienzo real del metodismo rioplatense y al mismo tiempo la necesidad de un rediseño misionero hablando y viviendo en la lengua del pueblo.


Daniel Bruno para CMEW


Compartir

X