Vasijas de barro – 17 de agosto

17 Ago 2022
en Espiritualidad y devoción
Vasijas de barro – 17 de agosto

Paz y bien amada hermandad.


Sea la presencia tierna y cálida del Espíritu de Jesús en sus ministerios pastorales, animándoles e impartiendo sabiduría y discernimiento, en cada uno de los contextos en donde aman y sirven.


«Ni aún el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate de muchos» Marcos 10: 45


Se preguntaba D. Bonhoeffer en correspondencia a su amigo E. Bethge:


¿«Qué significa ser iglesia, predicar, orar y vivir cristianamente en un mundo sin religión»? ¿«Que significa ser un creyente sin religión y en el mundo»? ¿«Qué significa ser una ekklesia, es decir, los que son llamados, sin que ese llamamiento nos lleve a olvidar que seguimos perteneciendo a este mundo»?


La iglesia vive de su misión y ha de preguntarse permanentemente si está al servicio de sí misma o si está al servicio de la misión a la que ha sido convocada por Jesús. La iglesia de Jesús ha de ser el lugar…


“donde se atestigua y se anuncia el Señorío de Jesucristo sobre todo el mundo”.


Y este espacio no es el de una Asociación Mutual, Cultural u ONG, que tendría por cometido defender su razón de ser en el mundo. Muy por el contrario, es el lugar en el cual se da testimonio del fundamento de la realidad en Jesús, el Cristo.

El modelo de Jesús para el discipulado es el de un pueblo peregrino cuyo campo de misión es el mundo, su causa el Reino, y la distinción más alta la de servir a las y los demás. Y frente a esta empresa, Él mismo se presenta como paradigma irrefutable de este estilo de vida.


Abrazo cálido y sereno.

Pastor Américo Jara Reyes
Obispo

Compartir

X