Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 9 de marzo

09 Mar 2016
en Espiritualidad y devoción, Mujeres
Tiempo de Oración

Archivo para imprimir propuestas anteriores

Compartimos motivos de oración por el Día de la Mujer -8 de marzo-

Canto matutino

Al Padre, hijo, redentor
Y espíritu consolador,
Al trino Dios en unidad
Loor eterno tributad.

 

Oración de la mañana

Te doy gracias, Padre celestial, por medio de Jesucristo, tu amado Hijo, porque me has protegido durante esta noche de todo mal y peligro, y te ruego que también durante este día me guardes de pecados y de todo mal, para que te agrade todo mi obrar y vivir. En tus manos encomiendo mi cuerpo, mi alma y todo lo que es mío. Tu santo ángel me acompañe, para que el maligno no tenga ningún poder sobre mí. Amén.

Martín Lutero

 

Texto sugerido

Salmo 63. “Tú eres mi Dios, te busco de madrugada”v.1

 

Para rumiar en momentos del día

LA ORACIÓN, VERDADERO REFUGIO DEL ALMA

Una presentación panorámica del libro de Richard j. Foster. 1ªparte

FOSTER, Richard J. La oración, verdadero refugio del alma. Miami: Editorial Betania, 1994. 321 p.

§ Esta vez, Richard Foster, conocido autor de temas sobre vida espiritual y formación cristiana, confirma por qué sigue siendo uno de los escritores más apreciados dentro del mundo evangélico. En esta obra combina su amplio conocimiento de la historia de los clásicos espirituales con su profundo peregrinaje espiritual y su sólido conocimiento de las Escrituras para entregarnos un texto indispensable sobre la práctica de la oración.

Para él, la oración es, ante todo, una jornada a través de la cual nos exponemos ante Dios para ser transformados interiormente, Hoy en día, dice Foster, observamos una gran paradoja: anhelamos la comunión con Dios, pero al mismo tiempo nos escondemos de ella. Eso sucede también con la oración, que la anhelamos al mismo tiempo que la rechazamos. “Creemos que la oración es algo que deberíamos hacer y que además queremos hacer; pero es como si un gran abismo se interpusiera entre la oración y nosotros” (p. 9).

Por otra parte, dice él, existen ideas “fantásticas” acerca de la oración que nos impiden reconocer que oramos más de los que nos parece. En las experiencias cotidianas, siempre que entablamos un diálogo natural y espontáneo con el Señor, existe la oración.

§ Dios está sediento de nuestra presencia y espera que regresemos a casa para acogernos con amor; eso es la oración: no es otra cosa que amor. La sintaxis de la oración es el amor.

§ Foster nos presenta el tema siguiendo una estructura trinitaria. En la primera parte se refiere al camino hacia el interior que comprende la oración dirigida hacia Dios el Hijo en su papel de Salvador y Maestro. En la segunda,el camino ascendente, donde la plegaria se orienta a Dios el Padre como Rey soberano y Amante Dios. La última parte, el camino exterior, es la oración que hacemos a Dios el Espíritu Santo en su tarea de Capacitador y Evangelista.

Cada una de estas tres partes contiene siete capítulos, para un total de veintiún tipos de plegarias. El camino hacia el interior:

En busca de la trasformación necesaria. Este es el primer camino de la oración, el de la transformación del ser interior o del cambio personal. Por medio de este camino Dios nos ofrece la oportunidad de llenarnos con el fruto de su Espíritu.

  1. Oración sencilla: Entre las varias razones por las cuales no oramos tanto como lo deseamos existe una en especial y es creer que todo debe estar “en orden” antes de hacerlo. Pero la oración es, ante todo, una muestra de la gracia de Dios; en ella nos acercamos a Él tal como somos. En lugar de preguntar cuál es la oración correcta debemos comenzar a orar con sencillez.
  2. Oración del desamparado: Cuando nos sentimos faltos de la presencia de Dios, cuando “agitamos nuestros puños” delante de Él o cuando la queja ahoga la alabanza, Foster nos invita a descansar confiadamente en el Señor. Cuando Dios se esconde necesitamos acercarnos a Él y elevar nuestra súplica de desamparo… y esperar en silencio.
  3. Oración de examen: Aunque vivimos en una época de introspecciones obsesivas, los cristianos hemos perdido la práctica de la oración en la que examinamos nuestro estado de
  4. conciencia, reconocemos la forma como Dios ha estado actuando y examinamos las áreas en las que necesitamos limpieza, purificación y sanidad. En la oración de examen invitamos al Señor para que haga un escrutinio de amor y nos conceda la gracia del autoconocimiento.
  5. Oración de lágrimas: Los antiguos griegos la llamaban Penthos y significa una experiencia en la que el corazón se compunge, se lastima o se entristece al reconocer la profundidad de nuestro pecado. Pero esta es una experiencia que no podemos inducir por nuestros propios medios. Sólo Dios produce el arrepentimiento y sólo Él puede “bautizarnos en lágrimas”.
  6. Oración de renuncia: La oración de renuncia trae un tesoro sin precio cual es la crucifixión de nuestra voluntad para dejarnos conducir por “el torrente de la voluntad del Padre” y encontrar descanso en Él. Esta renuncia presupone lucha y esfuerzo personal, a la manera de Jesús en Getsemaní, o de Abraham cuando renunció a Isaac.
  7. Oración transformadora: La oración cambia las cosas, es cierto, pero ante todo nos cambia a nosotros mismos. Nadie puede orar sin exponerse a la acción trasformadora de Dios. Esta oración transformadora se enfoca en recibir más que en luchar y en ceder más que en iniciar algo. Los clásicos espirituales, como San Ignacio de Loyola, Benito de Nurcia y Teresa de Lisieux nos ofrecen orientaciones para la práctica de esta oración.
  8. Oración de pacto: Decidir hacer la voluntad de Dios debe estar en el centro de toda vida de oración. Ese compromiso no es meramente un deber, sino también la mejor expresión de gratitud a Dios por su misericordia. Debemos buscar a Dios con disciplina; de allí que necesitemos hacer un pacto de tiempo, de lugar y de preparación del corazón, para tener citas con Dios que alimenten nuestra alma y nos conduzcan por el camino de la entrega.

 

Oración nocturna

En el nombre de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Te doy gracias, Padre celestial, por medio de Jesucristo, tu amado Hijo, porque me has protegido benignamente en este día, y te ruego que me perdones todos los pecados que he cometido, y me guardes benignamente en esta noche. En tus manos encomiendo mi cuerpo, mi alma, y todo lo que es mío. Tu santo ángel me acompañe, para que el el maligno no tenga ningún poder sobre mí. Amén.

Martín Lutero

 

Canción

En tus afanes y en tu dolor Dios cuidara de ti
Vive amparado en su inmenso amor
Dios cuidara de ti
Dios cuidara de ti y por doquier contigo ira
Dios cuidara de ti nada te faltará

 

 

Motivos que presentamos en Oración

Día Internacional de la Mujer -8 de marzo- En el último siglo las mujeres hemos ingresamos masivamente al mundo del trabajo, pero aún las estadísticas nos muestran que somos parte de la masa trabajadora más precarizada, hacemos los trabajos menos reconocidos y al volver a la casa tenemos la doble jornada como encargadas de las mismas. Las actuales políticas económicas que se están llevando a cabo y los despidos sectoriales, dejan a amplios sectores femeninos más vulnerables para defender sus puestos de trabajo y sus derechos.

Oramos por la estabilidad de las fuentes de trabajo y por el mejoramiento de las condiciones laborales de todos y todas las argentinas. Oramos para que las brechas salariales entre hombres y mujeres desaparezcan, porque es justo que a igual tarea corresponda igual remuneración. Oramos por políticas públicas que acompañen la inserción laboral de las mujeres a través de la creación de lugares de cuidado gratuitos para niños/as. Por nuestra patria argentina, los desafíos que enfrenta la educación y por el inicio de clases en las distintas provincias.

La trata de personas en Argentina es el comercio ilegal de personas con propósitos de esclavitud reproductiva, explotación sexual, trabajos forzados, retirada de órganos, o cualquier forma moderna de esclavitud. Es un delito internacional de lesa humanidad, viola los derechos humanos y es considerado una forma moderna de esclavitud. A nivel mundial está ubicado tercero en un siniestro ranking de delitos luego del tráfico de armas y el de drogas. Se estima que en el mundo existen 21 millones de personas esclavizadas por la trata. En nuestro país delito está penado por la ley, sin embargo el delito continúa ocurriendo. A pesar de ser un delito grave, no existen en la Argentina cifras estadísticas oficiales sobre este delito, solo de los casos judicializados. Pero se sabe que el país es lugar de origen, tránsito y destino de la trata.Por el inicio de las Escuelas Bíblicas y espacios de educación Cristiana.

Oramos por el desmantelamiento total de las redes de trata de personas existentes en nuestro país y en América Latina. Oramos por una asistencia integral de las mujeres, adolescentes y niñas víctimas rescatadas que les permita retomar una vida plena.

La violencia funciona como un mecanismo de control social de la mujer y sirve para reproducir y mantener el status quo de la dominación masculina, tornándose en estructural e instrumental. La conducta violenta frente a la mujer se produce como patrones de conducta aprendidos y transmitidos de generación a generación. Las mismas normas sociales minimizan el daño producido y justifican la actuación violenta del hombre sobre la mujer.

Oramos para que nuestra sociedad pueda ser plenamente consciente de este flagelo, para que no nos acostumbremos y naturalicemos los diferentes tipos de violencia convirtiéndonos en una sociedad anestesiada, sino que por el contrario eduquemos a las próximas generaciones en la igualdad, en la equidad y en el respeto hacia las mujeres. Oramos por las mujeres que se encuentran sometidas a estas situaciones de violencia en sus casas, trabajos, familias o relaciones, para que el Dios de la vida las acompañe y les permita obtener las herramientas necesarias que las dote de la autonomía suficiente para poder salir de dichas situaciones.

El Femicidio es una de las formas más extremas de violencia hacia las mujeres, es el asesinato cometido por un hombre hacia una mujer a quien considera de su propiedad. En Argentina aún no contamos con números oficiales, pero se estima que cada 30 horas muere una mujer por femicidio.

Oramos por un cambio cultural de nuestra sociedad toda, donde pueda dejar de considerarse a la mujer como un objeto, el cual se puede desaparecer, golpear, maltratar y hasta matar. Oramos por los niños y niñas que son testigos presenciales de muchos de estos casos. Oramos por la aplicación de una justicia libre de estereotipos y provista de perspectiva de género que actúe con celeridad en estas situaciones.

Agradecemos el aporte de María Angélica (Angie) Farías –el Redentor, Rosario-

 

En este mes de marzo, donde comienzan varias actividades y programas:

  • Porque la presencia del Señor nos acompañe con su gracia y sabiduría en esta cuaresma.
  • Por nuestra patria argentina, los desafíos que enfrenta la educación y por el inicio de clases en las distintas provincias.
  • Por el inicio de las Escuelas Bíblicas y espacios de educación Cristiana.
  • Por los sueños y proyectos que cada iglesia local tiene para este año y las asambleas locales de cada comunidad.
  • Por los distritos y sus reuniones de OED y programas.

Y continuamos orando por:

  • Por la salud de aquellos que están padeciendo alguna dolencia o enfermedad.
  • Por la unidad, el amor y la sanidad en nuestras familias.
    Por un volver el rostro a la Creación y ser más comprometidos por el cuidado de nuestra tierra: nuestra casa.
  • Por la paz y el entendimiento entre los pueblos del mundo.
  • Para que no falte trabajo, educación, salud y vivienda en cada familia de nuestro pueblo.
  • Por el acercamiento, el perdón y la restauración entre quienes están alejados o peleados.
  • Para que nuestro corazón y mente se abran más y miren al otro, encontrando en él, en ella, a un amigo/a, hermano/a.
  • Por el Segundo Encuentro Nacional de Líderes laicas y laicos a realizarse a fines de abril.
Compartir

X