Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 6 de septiembre

05 Sep 2017
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 6 de septiembre

Encuentro con Dios

 

Alabad al Señor

Ilumina, Luz divina, con tu gracia el corazón;
Sé tú siempre nuestra guía, nuestro alivio en la aflicción.

A las almas que te imploran, siempre atiendes con amor;
Y a los que sus culpas lloran, das consuelo en su dolor.

Tú nos amas y nos llamas hijos tuyos, buen Pastor;
Padre nuestro te llamamos pues te amamos con ardor.

Anónimo, CN 149

Lectura del día

Mateo 12: 22-32. Reina Valera Contemporánea (RVC)

Un día le llevaron un endemoniado ciego y mudo, y él lo sanó, así que el ciego y mudo podía ver y hablar. Toda la gente estaba atónita, y decía: « ¿Será éste el Hijo de David?» Los fariseos, al oírlo, decían: «Éste expulsa los demonios por el poder de Belcebú, príncipe de los demonios.» Pero Jesús, que sabía lo que ellos pensaban, les dijo: «Todo reino dividido internamente acaba en la ruina. No hay casa o ciudad que permanezca, si internamente está dividida. Así que, si Satanás expulsa a Satanás, se estará dividiendo a sí mismo; y así, ¿cómo podrá permanecer su reino? Si yo expulso a los demonios por el poder de Belcebú, ¿por el poder de quién los expulsan los hijos de ustedes? Por lo tanto, ellos serán los jueces de ustedes. Pero si yo expulso a los demonios por el poder del Espíritu de Dios, eso significa que el reino de Dios ha llegado a ustedes. Porque ¿cómo va a entrar alguien en la casa de un hombre fuerte, y cómo va a saquear sus bienes, si antes no lo ata? Sólo así podrá saquear su casa. El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama. Por tanto, les digo: A ustedes se les perdonará todo pecado y blasfemia, excepto la blasfemia contra el Espíritu. Cualquiera que hable mal del Hijo del Hombre, será perdonado; pero el que hable contra el Espíritu Santo no será perdonado, ni en este tiempo ni en el venidero.

Hoy llegamos al punto donde hay una contienda entre Jesús y los fariseos, que se vuelve más intensa a tal punto que las insultantes acusaciones al Maestro, les hace cometer el pecado que no tiene perdón, “la blasfemia contra el Espíritu Santo”. A través de toda la Biblia uno puede encontrar como la misericordia de Dios es tan grande que es capaz de perdonar aun al peor de los pecadores que se arrepienten, pero en este pasaje encontramos una declaración muy fuerte que asevera que hay un pecado que jamás podrá ser perdonado: la blasfemia contra el Espíritu Santo.

La palabra blasfemia proviene del griego, la cual es una expresión muy fuerte que significa proferir un insulto grave o maldición sobre alguien; sea persona o divinidad. Pero, Jesús ¿a qué se refiere con este pecado? ¿Cómo puede llegar a cometerse? ¿Por qué no tiene perdón?

Ahora leemos en Génesis 2:7 “Entonces Dios tomó un poco de polvo, y con ese polvo formó al hombre. Luego sopló en su nariz, y con su propio aliento le dio vida. Así fue como el hombre comenzó a vivir”.

Ese soplo de Dios, ese aliento de vida –el Espíritu Santo es quien dio y da vida los seres humanos. Entonces ¿qué significa este pecado imperdonable al Espíritu Santo?

Hace un tiempo atrás, en una entrevista, que le hicieron a Estela de Carlotto, le preguntaron ―si ella, ¿perdonaría a quienes torturaron y mataron a su hija…? Después de un extenso y profundo silencio, respondió: “Esa pregunta deberían hacérsela a mi hija…”

Quiere decir, entonces que un pecado imperdonable al Espíritu Santo es truncar, desaparecer o matar vidas humanas. Pues esas vidas han sido creadas por el Espíritu Santo con su profundo aliento de amor. Aquí no valen situaciones sociales, económicas, religiosas o cualquier ideología, sólo le pertenecen a Él y… punto.

No vamos a entrar, tampoco, en un romanticismo barato; pero el Espíritu Santo puede perdonar sinceramente y con justicia, el agravio hecho a su bendita persona; a quienes han truncado vidas humanas, siempre que se restituya con justicia lo que se ha robado (Lucas 19: 2-10)Ahora; ¿Se puede devolver la vida que se ha quitado? O sea, ¿Se puede perdonar la blasfemia al Espíritu Santo en lo que significa robar una vida humana? Vamos a parafrasear a Estela… “Esa pregunta deberíamos hacérsela al mismo bendito y glorioso Espíritu Santo…”

 

Oración de la mañana

Que en este día, Jesucristo el Rey glorioso, nos ayude a hacer buen uso de la mirra de los sufrimientos que nos sobrevienen y a ofrecerle el incienso de un corazón paciente y confiado. Amén.

Juan Tauler (1298-1361)

 

Oremos por

  • Por todos aquellas que sufren el desamparo y el olvido.
  • Por las que son víctimas de toda clase de violencia.
  • Para que la justicia sea real y esté presente en todo momento de nuestras vidas.
  • Por la construcción de una paz verdadera.
  • Por nuestras familias.
  • Por la sanidad de nuestros enfermos.
  • Para estar más atentos a las necesidades de quienes nos rodean.
  • Por nuestras Iglesias en la que sus edificios están sufriendo problemas edilicios.
  • Por las congregaciones que están presentando proyectos de misión, para seguir siendo testimonio en sus barrios y que sus edificios puedan ser sostenidos y preservados por sus comunidades.
  • Agreguemos más motivos para orar en la semana…

 

Oración Nocturna

Dios que todo lo puedes, fuente de sabiduría, que conoces toda nuestras necesidades ante de pedírtelas; te suplicamos que tengas compasión de todas nuestras enfermedades y dígnate a darnos aquellas cosas que por nuestras limitaciones no alcanzamos. Te lo suplicamos por los méritos de tu Hijo Jesucristo, nuestro Señor. Amén. 

Libro de Oración Común (1549)

SALMO 17: 6-12

Dios mío, yo te invoco porque tú me respondes;
¡inclina a mí tu oído, y escucha mis palabras!

Tú, que salvas de sus perseguidores
a los que buscan tu protección,
¡dame una muestra de tu gran misericordia!

¡Cuídame como a la niña de tus ojos!
¡Escóndeme bajo la sombra de tus alas!

¡No dejes que me vean mis malvados enemigos,
los opresores que quieren quitarme la vida!

Se regodean en su soberbia,
y profieren palabras insolentes.

Me tienen rodeado por completo,
y sólo esperan verme caer por tierra.

Parecen leones que esperan a su presa;
parecen cachorros, echados en su escondite.

 


propuestas anteriores

Compartir

X