Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 6 de abril

05 Abr 2016
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración
Archivo para imprimir propuestas anteriores

 

Canción

Dios nos ama tanto

Dios nos ama tanto
Te digo que nos ama tanto
que desde el cielo un Salvador nos envió
como el sol a un nuevo día
como el Sol, nuestro Dios
un Salvador nos envió
Dios ciertamente nos amó. Padre.

Juan Gattinoni

 

Texto sugerido

Génesis 50: 17-20 

Dios utiliza lo malo, para mostrar su bondad. Para salvar a su pueblo. Para sanar heridas profundas dentro de las familias. Siempre lo malo en manos de Dios se transforma en bendición.

 

Oración de la mañana

La vida que nos regalaste

Querido Dios y Padre nuestro, nada tenemos más importante que la vida que nos regalaste. Es sencilla, es pequeña, como una semilla, pero en ella nos diste mucha fuerza y esperanza tanta que es capaz de lograr algo grande y bueno a tus ojos. Porque venciste la muerte en tu Hijo Jesucristo, podemos transformar nuestro lamento cotidiano en baile, y bailar aún sobre el dolor y el sin sentido. La fuerza que viene de Ti nos da alegría y haces que la gente viva feliz aunque no tenga permiso. Padre y Dios nuestro, gracias por estas ganas de vivir. Amén.

Juan Gattinoni

 

Para reflexionar en momentos del día

BENDICIONES CRUZADAS…

Cuando Israel, el padre de José, fue traído a Egipto, José le trae a sus hijos para que reciban la bendición patriarcal (Génesis 48:12-20). Cuando estaban frente a él algo extraño ocurrió: Israel cruzó sus brazos para bendecir a sus nietos. Manasés estaba a su mano derecha por lo que la mano derecha debía reposar sobre él y recibir la bendición mayor, la del primogénito, mientras que Efraín estaba a su mano izquierda para recibir la bendición como el menor. José quiso corregir a su padre pero Israel le aseguró que sabía lo que hacía: la bendición mayor sería para Efraín aunque era el menor.

He aquí el «rhema»: la bendición mayor es pasar a través de la prueba y fructificar, «Efraín»1, y ver cómo Dios en medio de ella te ha hecho un vencedor. La bendición mayor no está en olvidar, «Manasés»2, sino en fructificar en medio de tu aflicción. La bendición está cuando puedes mantenerte de pie en el lugar donde trataron de destruirte y allí, ¡ser bendecido por Dios! Mantenerte bendecido aún en un lugar de maldición, aún en medio del problema, de la situación difícil o de la dura prueba, cuando puedes convertir la tragedia en triunfo. «Mi mano derecha y la bendición mayor es sobre tu hijo segundo porque te mantuviste y no te moviste, afligido pero dando frutos. Te quisieron aplastar y amargar pero la mano poderosa de Dios lo transformó para tu bien y para Su gloria». Esas son las bendiciones cruzadas, Dios cruzó sus manos y te bendijo y a raíz de eso saldrás más ungido, más lleno de Su poder. Lo malo lo tornará en bueno, lo errado lo tornará en correcto.

CONCLUSIÓN…

¿Te atreverías a dar gracias por todo lo que has pasado? Por los que te han menospreciado, por los que te han herido, por las noches de soledad y lágrimas, por las pruebas. Inténtalo, verás como ocurre un «corto circuito» en el mundo espiritual y todo se cruzará para tu bendición.

SOLO ACUÉRDATE DE JOSÉ… 

Pastora Yolanda Quiñones.
1. Efraín significa “doble fructificación”
2. Manasés significa “hace olvidar”

Canción

//Has cambiado mi lamento en baile
me ceñiste todo de alegría//

Por tanto a Ti cantaré
Gloria mía, Gloria mía
Sólo a Ti danzaré
Gloria mía Gloria mía

//Oh Adonai, Oh Adonai
Dios del universo  Señor de la creación//

//Los cielos cuentan tu gloria
tus hijos hoy te adoran
por todas tus maravillas
Adonai//

 

Oración nocturna

(Paráfrasis del salmo 91)

Señor, tú eres mi refugio, mi castillo, ¡mi Dios, en quien confío! Gracias por permitirme vivir bajo la sombra protectora de tus alas.

Sé que sólo tú puedes librarme de trampas ocultas y plagas mortales, pues me cubrirás con tus alas y bajo ellas estaré seguro. ¡Tu fidelidad me protegerá como un escudo! No tendré miedo a los peligros nocturnos, ni a plagas que destruyen a pleno sol; pues mil caerán a mi izquierda y diez mil a me derecha, pero a mí nada me pasará.

Porque he hecho del Señor mi refugio, del Altísimo mi lugar de protección, no me sobrevendrá ningún mal ni la enfermedad llegará a mi casa; pues tú mandarás que tus ángeles me cuiden por dondequiera que vaya. Me levantarán con sus manos para que no tropiece con piedra alguna.

Señor, esta noche me dormiré confiado, mientras susurras en mis oídos tu promesa:

«Yo lo pondré a salvo,
fuera del alcance de todos,
porque él me ama y me conoce.
Cuando me llame, le contestaré;
¡yo mismo estaré con él!
Lo libraré de la angustia
y lo colmaré de honores;
lo haré disfrutar de una larga vida:
¡lo haré gozar de mi salvación!»

Amén

Motivos que presentamos en Oración

En esta primera semana de pascua de resurrección:

  • Por nuestra patria argentina, que el Señor nos permita seguir manifestándonos juntos por Memoria, Verdad y Justicia.
  • Por el Segundo Encuentro Nacional de Líderes laicas y laicos a realizarse a fines de abril.
  • Porque el Espíritu Santo se derrame sobre quienes están organizando y sobre quienes participarán del Encuentro en distintas funciones.

Y continuamos orando por:

  • Por la salud de aquellos que están padeciendo alguna dolencia o enfermedad.
  • Por la unidad, el amor y la sanidad en nuestras familias.
  • Por un volver el rostro a la Creación y ser más comprometidos por el cuidado de nuestra tierra: nuestra casa.
  • Por la paz y el entendimiento entre los pueblos del mundo.
  • Para que no falte trabajo, educación, salud y vivienda en cada familia de nuestro pueblo.
  • Por el acercamiento, el perdón y la restauración entre quienes están alejados o peleados.
  • Para que nuestro corazón y mente se abran más y miren al otro, encontrando en él, en ella, a un amigo/a, hermano/a.
Compartir

X