Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 26 de octubre

26 Oct 2016
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración
Archivo para imprimir propuestas anteriores

Encuentro con Dios en el mes de la Reforma

 

Canto matutino

Hace tiempo

Hace tiempo tu presencia, se revela entre nosotros,
hay huellas en nuestra vida de aquellos que te sirvieron, son tus señales.

TAL COMO AYER, VEN HOY TAMBIÉN
REVÉLATE Y HABITA ENTRE NOSOTROS, OTRA VEZ.

Queremos que nos enseñes a aceptar tu ofrecimiento
de ser luz en nuestro mundo, para que alumbre tu Reino de vida nueva.

Presos de sombras de muerte, quedamos paralizados,
odios, rencores, violencia, nos tienen acorralados, tú nos liberas.

Hoy es el tiempo preciso, vamos alegres contigo,
no quedamos atrapados, lucharemos por la vida en esta tierra.

Atilio Hunzicker / Delcio Källsten

Oración de la mañana

Padre nuestro, gracias te damos porque cada nuevo día podemos reconocerte en las maravillas de la naturaleza, en los pequeños gestos, ante el rostro de un niño y sus ocurrencias, en cada oportunidad que pones frente a nosotros para dar una palabra de aliento, de fe y de salvación. Nos inspiras a ser luz y sal en este mundo confundido. Nos estimulas a evitar quedar paralizados, a vivir la alegría del ser cristiano, a luchar por la vida y por la paz. Gracias, Señor, porque nos liberas de angustias, de inseguridades y de tristezas; porque eres nuestra fortaleza, nuestra roca y nuestra protección y porque nos inspiras a través de tu hijo Jesucristo a continuar transmitiendo sus enseñanzas haciendo nuestro aporte para la transformación evangélica de nuestras comunidades, nuestros barrios, nuestras ciudades. En el nombre amoroso de Jesús. Amén.

 

Texto sugerido

Salmo 127: 1

“Si el Señor no construye la casa, de nada sirven los constructores; si el Señor no protege la ciudad, de nada sirve que vigilen los centinelas.”

David pide que se ruegue por la paz de Jerusalén. Esta expresión es inspirada proféticamente porque es y será la ciudad elegida. Es la expresión de deseo de un ciudadano. Debemos orar por nuestra ciudad y la paz dentro de sus límites, sus instituciones, sus barrios, sus calles. Es nuestro deber para establecer la paz de Dios. La paz que Él da nunca la podrá dar el mundo.

Hoy más que nunca ante tantos hechos de drogadicción, narcotráfico, femicidio (una mujer muere en Argentina cada 30 horas), inseguridad, etc. debemos entender que nuestras vidas no están ni estarán en manos de nadie, sólo en nuestro Dios Trino (Padre, Hijo y Espíritu Santo).

Nuestra oración por las autoridades generarán entre todos una energía que facilite la búsqueda de soluciones de los orígenes de todas estas problemáticas. Debemos pedir la eliminación en Argentina de todo elemento de destrucción y división.

Nuestra Nación necesita crecer y desarrollar escudos de protección guiados por la educación, los valores cristianos, la justicia y el amor.

Reclamemos que el futuro de nuestra Nación tenga respuestas positivas y apoyemos nuestros pedidos con nuestras oraciones.

 

Para cantar durante el día

Momento nuevo

Dios hoy nos llama a un momento nuevo,
a caminar junto con su pueblo.
Es hora de transformar lo que no da más,
y sólo y aislado no hay nadie capaz.

POR ESO VEN ¡ENTRA A LA RUEDA CON TODOS!
TAMBIÉN TÚ ERES MUY IMPORTANTE. // ¡VEN!

Ya no es posible creer que todo es fácil,
hay muchas fuerzas que producen muerte,
nos dan dolor, tristeza y desolación,
es necesario afianzar nuestra unión.

La fuerza que hace hoy brotar la vida,
obra en nosotros dándonos su gracia
es Dios que nos convida a trabajar
su amor compartir y las fuerzas juntar.

Creación colectiva (Brasil) / Tr: P. Sosa

Oración de la noche

Nuestro Señor Jesús te suplicamos que lo que hemos leído, meditado y orado durante el día quede grabado mediante tu gracia en nuestro corazón, que nos movilice para que produzca en nosotros el fruto de una vida que testimonie y proclame tu presencia en nuestro país. Necesitamos gobernantes y ciudadanos con determinación e idoneidad para sanar la sociedad reconociendo que es una cuestión de soberanía divina. Entendemos que la realidad urgente apela a soluciones lógicas, profundas y constantes que sólo son posibles gracias a tu poder, tu amor y tu paz.

En Ti confiamos y a Ti te lo pedíamos, que nos fortaleces en la fe y en la unidad de nuestras congregaciones, que nos inspiras con tu Espíritu Santo y que en el nombre de nuestro Señor Jesucristo podemos crecer en nuestro amor para contigo, con nosotros mismos y con nuestros prójimos y, de ese modo, seguir glorificando tu Santo Nombre. Te lo pedimos por Hijo amado, nuestro Señor. Amén.

 

Canción

Tenemos esperanza

Porque Él entró en el mundo y en la historia;
Porque Él quebró el silencio y la agonía;
Porque llenó la tierra de su gloria;
Porque fue luz en nuestra noche fría.
Porque Él nació en un pesebre oscuro;
Porque vivió sembrando amor y vida;
Porque partió los corazones duros
Y levantó las almas abatidas.

POR ESO ES QUE HOY TENEMOS ESPERANZA;
POR ESO ES QUE HOY LUCHAMOS CON PORFÍA;
POR ESO ES QUE HOY MIRAMOS CON CONFIANZA
EL PORVENIR, EN ESTA TIERRA MÍA.
POR ESO ES QUE HOY TENEMOS ESPERANZA;
POR ESO ES QUE HOY LUCHAMOS CON PORFÍA;
POR ESO ES QUE HOY MIRAMOS CON CONFIANZA
EL PORVENIR.

Porque atacó a ambiciosos mercaderes
Y denunció maldad e hipocresía,
Porque exaltó a los niños, las mujeres,
Y rechazó a los que de orgullo ardían.
Porque él cargó la cruz de nuestras penas
Y saboreó la hiel de nuestros males;
Porque aceptó sufrir nuestra condena
Y así morir por todos los mortales.

Porque una aurora vio su gran victoria
Sobre la muerte, el miedo, las mentiras;
Ya nada puede detener su historia
Ni de su Reino eterno la venida.

Federico J. Pagura / H. Perera

 

Motivos que presentamos en Oración

  • Por nuestro país, los desafíos que enfrenta nuestra Nación y el conjunto de su pueblo.
  • Por los gobernantes, para que puedan cumplir con todas sus promesas desquebrajando las estructuras que mantienen a nuestro pueblo en la miseria, con carencias básicas, con trabajos esclavos, inmersos en hechos de inseguridad y de violencia.
  • Por el mejoramiento de los sistemas de restitución de derechos judiciales, de la salud, la educación, el trabajo, la vivienda, etc.
  • Por la paz, la unión y la concordia de nuestro pueblo orante.
  • Por los trabajos y proyectos de nuestra iglesia.
  • Por aquellas hermanas y hermanos que día a día predican el Evangelio con el ejemplo de sus vidas.
  • Por quienes trabajan en los barrios y son testimonio de nuestra Iglesia.
  • Por los jóvenes y niños de nuestras congregaciones
  • Por todos los pedidos especiales de nuestras congregaciones.

Te pedimos por todos estos motivos y los que están en nuestros corazones!!

Amén

Compartir

X