Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 6 de noviembre

28 Oct 2019
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 6 de noviembre

Encuentro con Dios


Salmo 142 – RVC

Con mi voz clamo al Señor;
con mi voz le pido su misericordia.
En su presencia expongo mi queja;
en su presencia expreso mi angustia.
Cuando estoy por rendirme,
tú, Señor, sabes por dónde debo ir.
En mi camino me han tendido trampas.

Miro a un lado y me doy cuenta
de que a nadie le intereso;
refugio no tengo, y a nadie le importo.
Señor, yo clamo a ti,
porque tú eres mi única esperanza;
¡eres todo lo que tengo en esta vida!
¡Atiende mi queja, porque estoy desesperado!
¡Líbrame de los que me persiguen,
pues en fuerzas me superan!

¡Líbrame de la angustia que me oprime,
y así podré alabar tu nombre!
Así me rodearán los hombres honrados
al ver que me has tratado con bondad.


Alabad al Señor

Más allá de la angustia con que el fuerte petrifica el horror,
más allá de los miedos que acarician los hilos del temblor,
//no hay silencio, no hay olvido: hay latidos de Dios//.

Latidos que en los tiempos irrumpen a una voz,
la voz que llega a todos con palabras de amor.
No hay silencio en el cosmos: hay… hay latidos de Dios.

Más allá de un Caín que se desvela balbuceando su error,
más allá de la luz que busca el alma como paso hacia el sol,
//no hay silencio, no hay olvido: hay latidos de Dios//

Más allá de la espina que en el cuerpo inaugura un dolor,
más allá de una vida bondadosa que la muerte apartó,
//no hay silencio, no hay olvido: hay latidos de Dios//

Alberto Bethel Giacumbo, Canto y Fe 222

Lectura del Día

Mateo 21: 28-32 – RVC

11 Al escuchar la gente estas cosas, Jesús les contó una parábola, pues ya estaba cerca de Jerusalén y la gente pensaba que el reino de Dios estaba por manifestarse. 12 Jesús les dijo: «Un hombre de alto rango se fue a un país lejano, para recibir un reino y luego volver. 13 Antes de partir, llamó a diez de sus siervos, les dio una buena cantidad de dinero,[a] y les dijo: “Hagan negocio con este dinero, hasta que yo vuelva.” 14 Pero sus conciudadanos lo odiaban, y enviaron tras él unos representantes para que dijeran: “No queremos que éste reine sobre nosotros.” 15 Cuando ese hombre volvió, después de recibir el reino, hizo comparecer ante él a los siervos a quienes había dado el dinero, para saber qué negocios había hecho cada uno. 16 Cuando llegó el primero, dijo: “Señor, tu dinero ha producido diez veces más”. 17 Aquel hombre dijo: “¡Bien hecho! Eres un buen siervo. Puesto que en lo poco has sido fiel, vas a gobernar diez ciudades.” 18 Otro más llegó y le dijo: “Señor, tu dinero ha producido cinco veces más.” 19 Y también a éste le dijo: “Tú vas a gobernar cinco ciudades.” 20 Llegó otro más, y le dijo: “Señor, aquí tienes tu dinero. Lo he tenido envuelto en un pañuelo, 21 pues tuve miedo de ti, porque sé que eres un hombre duro, que tomas lo que no pusiste, y recoges lo que no sembraste.” 22 Entonces aquel hombre le dijo: “¡Mal siervo! Por tus propias palabras voy a juzgarte. Si sabías que soy un hombre duro, que tomo lo que no puse, y que recojo lo que no sembré, 23 ¿por qué no pusiste mi dinero en el banco? Así, ¡a mi regreso lo habría recibido con los intereses!” 24 Y dijo entonces a los que estaban presentes: “¡Quítenle el dinero, y dénselo al que ganó diez veces más!” 25 Pero ellos objetaron: “Señor, ése ya tiene mucho dinero.” 26 Y aquel hombre dijo: “Pues al que tiene, se le da más; pero al que no tiene, aun lo poco que tiene se le quita. 27 Y en cuanto a mis enemigos, los que no querían que yo fuera su rey, ¡tráiganlos y decapítenlos delante de mí!”»

 

« Esta es la única parábola de Jesús, por lo que nosotros sabemos, está basada en un hecho histórico. Cuando murió Herodes el Grande el 4 a C., dejó su reino dividido entre Herodes Antipas, Herodes Felipe y Arquelao. Aquel reparto tenía que ser ratificado por Roma antes de ser efectivo. Arquelao, al que le había correspondido Judea, fue a Roma a tratar de convencer a Augusto para que le reconociera su derecho; pero los judíos mandaron una embajada de cincuenta hombres para decir le a Augusto que no querían a Arquelao. De hecho, Augusto le confirmó en su herencia, aunque sin título de rey. Así es que, cualquiera que oyera esta parábola en Judea se acordaría del hecho histórico.» Hasta aquí William Barclay.

Ahora bien… Lo importante de esta parábola es que ilustra de la confianza de un rey, que dio dinero a sus servidores cuando se marchó, y les dejó usarlo como mejor les pareciera, sin imponerles ninguna condición. Se lo dejó a su criterio.

¿No es maravilloso ver la manera de cómo se comporta Dios Padre y Madre con nosotras y nosotros? Es el obrar con absoluta libertad en toda nuestras decisiones es como decimos vulgarmente ―No se mete, nos deja hacer…

Nos habla de la prueba de un rey, que tiene confianza en personas que eran de fiar en las cosas pequeñas. A veces se justifica el descuido o la ineficacia en los asuntos ordinarios pretendiendo que «se está por encima de esas “fruslerías” o menudencias… Jesús es en esto, como en todo, el ejemplo supremo. De sus treinta y tres años de vida pasó treinta en Nazaret. Si no hubiera cumplido con absoluta fidelidad las obligaciones del taller de carpintería y del mantenimiento de su familia, no habría estado preparado para ser el Liberador del mundo.

Nos habla, también, de la recompensa que recibieron los servidores leales. No fue que se les dejara sentarse tranquilos para no hacer nada. Uno se encontró a cargo de diez ciudades, y otro de cinco. La recompensa es un tanto extraña, contradictoria, porque al trabajo que fue bien hecho, se le asignó más trabajo o sea que el mayor cumplido que se le puede hacer a una persona es darle mayores responsabilidades.

La parábola concluye con una de las leyes inexorables de la vida: “Pues al que tiene, se le da más; pero al que no tiene, aun lo poco que tiene se le quita.» Regresemos a beber de nuestro propio poso:Desde el momento de nuestro “nacer otra vez”, la gradual obra de santificación toma lugar. Somos capacitados por el Espíritu a “mortificar los deseos del cuerpo” (Romanos 8.11, 13) y de nuestra mala naturaleza, y somos más y más muertos al pecado, y más y más vivos para Dios. (Juan Wesley) He descubierto en mi tarea pastoral que “ir hacia la perfección” es hoy tan real y excitante como lo fue en los días de Juan Wesley. (Dr. Helmut Nausner, pastor de la Iglesia Metodista en Alemania) En definitiva…No hay tal cosa como plantarse en la vida cristiana o avanzamos, o vamos para atrás; o recibimos más, o perdemos TODO… lo que teníamos. Amén

ROG

Motivos de Oración

  • Por todas las personas que brindan su tiempo, capacidades, ayuda desinteresada por amor al prójimo.
  • Para que el amor de Dios entre en los corazones de quienes le dan la espalda.
  • Por nuestros hermanos y hermanas que en esta semana han perdido un ser amado.
  • Por el trabajo de misión de nuestra iglesia.
  • Por los preparativos de los campamentos que ya se avecinan.
  • Por quienes están enfermos.
  • Para que realmente encontremos la paz y justicia que necesitamos en nuestro país y el resto de Latinoamérica y el mundo.
  • Por tantos/as argentinas y argentinos que hoy no pueden vivir dignamente, por falta de trabajo o un sueldo digno.

Recomendación y Bendición Apostólica

Por lo tanto, también nosotros, que tenemos tan grande nube de testigos a nuestro alrededor, liberémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. 2 Fijemos la mirada en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo que le esperaba sufrió la cruz y menospreció el oprobio, y se sentó a la derecha del trono de Dios.

Hebreos 12: 1-2

De manera que; a la única Deidad: Padre y Madre,
Hijo y Espíritu Santo sea la alabanza, la honra y la gloria;
Por siempre. Amén

 

 



propuestas anteriores

Compartir

X