Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 31 de julio

30 Jul 2019
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 31 de julio

Encuentro con Dios


Salmo 44 RVC

¡Despierta ya, Dios mío!
¿Por qué sigues durmiendo?
¡Entra ya en acción!
¡No nos sigas rechazando!
¿Por qué te escondes?
¿Por qué nos olvidas?
¡Mira cómo nos oprimen!
Estamos derrotados por completo;
tenemos que arrastrarnos por el suelo.
¡Ven ya en nuestra ayuda!
¡Sálvanos por tu gran amor!

Príncipes también se sentaron y hablaron contra mí;

Mas tu siervo meditaba en tus estatutos,
Pues tus testimonios son mis delicias
Y mis consejeros..


Alabad al Señor

Así como tú, Señor
Así como tú no amas y nos amas,
Así queremos amar.
Amar es confesarnos mutuamente,
Perdonarnos de nuevo cada día,
Buscar la luz, la verdad, andar de frente,
Sin guardias, sin secretos, sin mentiras.

Así como tú Señor
Así como tú no amas y perdonas,
Así queremos amar.
Amar es compartir todos los tiempos:
Los de espera, dolor y alegría;
Amar es entregarse por el otro
Dando pan, dando fuerza, nuestra vida.

Así como tú Señor
Así como tú no amas y te entregas,
Así queremos amar.
Amar es ser siervo del que sufre
La pobreza, el hambre y la ignorancia;
Es luchar junto a él por liberarnos
Y llenar el futuro de esperanzas.

Así como tú Señor
Así como tú no amas
Y liberas,
Así queremos amar.


Lectura del Día

Mateo 25:31-46. RVC

Ésta es otra orden que dio Moisés hace muchísimo tiempo: “Amen a su prójimo y odien a su enemigo”. Pero ahora yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los maltratan. Así demostrarán que actúan como su Padre Dios, que está en el cielo. Él es quien hace que salga el sol sobre los buenos y sobre los malos. Él es quien manda la lluvia para el bien de los que lo obedecen y de los que no lo obedecen. Si ustedes aman sólo a quienes los aman, Dios no los va a bendecir por eso. Recuerden que hasta los que cobran impuestos para Roma también aman a sus amigos. Si saludan sólo a sus amigos, no hacen nada extraordinario. ¡Hasta los que no creen en Dios hacen eso! Ustedes deben ser perfectos como Dios, su Padre que está en el cielo,es perfecto.

Por cierto este es uno de los textos más difíciles de cumplir, tiene la fuerza de un mandamiento; desde el comienzo de este capítulo Jesús explica los elementos básicos del Reino de Dios.

Establece unos nuevos mandamientos que se convertirán en una alternativa humanizadora para nuestro mundo.Lo que Jesús trajo fue una propuesta para las personas que desean superar las cadenas del egoísmo y de la venganza, llegando a ser totalmente nuevas.

Jesús predicó que no basta amar a los que nos aman -lo cual es fácil, sale de adentro; pues, lo hacen hasta los que no son creyentes, sino también a los que no nos son agradables o detestables y a los que nos perjudican o nos odian, incluso a los que nos quieren mal o nos causan mal.

Una comunidad cristiana, según enseñó Jesús, debe ser más que un grupo de hermanas y hermanos capaces de perdonar y de perdonarse, de rogar por aquel que les daña y de devolver bien por mal. Aquí los argumentos racionales, no son lo principal: por encima está el ejemplo de Dios Padre y Madre, que actúa con nosotros siempre devolviéndonos bien por mal, ya que a pesar de nuestros reiterados errores, igual gozamos de los bienes naturales como si fuésemos buenos.

Ante la sociedad que se mueve bajo los criterios de la ley de la compensación, del amor interesado o incluso de la venganza, el Reino de Dios se yergue como una verdadera alternativa.

Estamos tan acostumbrados a la imagen de una Divinidad que premia a los buenos y castiga a los malos, que textos como éste, del Sermón de la Montaña, llaman profundamente la atención.

Sin embargo, el mandato de odiar al enemigo, citado por Jesús, no se encuentra en la Biblia formulado así, sino que proviene de los esenios, grupo judío purista y disconforme con las prácticas judías de la época, especialmente con las de los sacerdotes y el templo, por considerarlas corruptas. En la Biblia hay, no obstante, textos cuyo espíritu apuntan a este mandamiento.

Así en el Salmo 138:19-22 (RV60) el salmista ora así: De cierto, oh Dios, harás morir al impío; apártense, de mí, hombres sanguinarios.Porque blasfemias dicen ellos contra ti;tus enemigos toman en vano tu nombre.¿No odio, oh Jehová, a los que te aborrecen,y me enardezco contra tus enemigos?Los aborrezco por completo;os tengo por enemigos.

Para el salmista hay que odiar hasta la muerte a los enemigos de Dios que, por ello, lo son también del salmista. Jesús no está de acuerdo con el mandamiento del odio. Creo que hay muchas personas que superan el odio, al darse cuenta que puede regresar contra sí mismo; lo que sí es difícil de superar,es el perdón… Solo la oración y la gracia del Espíritu Santo, puede hacernos experimentar el perdón hacia nuestro prójimo que nos ha hecho mal. Es difícil… Pero no imposible… Amén.

ROG

Oramos por

  • Hoy los invitamos a orar por nuestro país, por nuestro pueblo: nosotros, nuestras familias, amigos, vecinos…
  • Por el trabajo social, de evangelización y educativo de nuestras congregaciones.
  • Por líderes pastoras, pastores, que trabajan para que la llama del Espíritu Santo, siga ardiendo en cada corazón.
  • Por las personas están enfermas en nuestras congregaciones, familias, vecinas. Por nuestra propia salud.
  • Para que las niñas, niños, jóvenes, tengan las posibilidades y herramientas para salir adelante y ser dignos/as hacedores/as de un país mejor, donde prevalezca la justicia, la paz, la igualdad, el amor y la verdad.

    Sigamos orando………………….


Recomendación y Bendición Apostólica

“Dios es luz, y en él no hay ninguna tiniebla. Si andamos en la luz, como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo, su hijo, nos limpia de todo pecado”. 

1ª Juan 1:5 y 7

Y ahora y siempre, sabemos qué;
Vos, Dios Padre y Madre; junto a tu Hijo Jesús
Y el bendito Espíritu Santo;
Darán su bendición.
AMÉN



propuestas anteriores

Compartir

X