Recursos para la acción pastoral

01 Feb 2021
en
Recursos para la acción pastoral
Recursos para la acción pastoral 28 FebreroFeb 2021

Morado


Tragedias, pérdidas y crisis

En un mundo marcado por la tensión entre vida y muerte, vivir sin experimentar alguna tragedia, sin perder algo, sin pasar por una crisis, es un imposible.

Dijo Jesucristo al exhortar a sus discípulos: “en este mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo (Jn 16.33). Tal fue la experiencia de Abraham, de David, de Salomón, de los profetas, de Jesucristo mismo, de Pablo, de Pedro, de los cristianos y del ser humano en general.

¿Qué son las tragedias, pérdidas y crisis?

Tragedias: son acontecimientos desafortunados que ocurren sin aviso previo y afectan profundamente la vida de la gente. Las tragedias pueden ocurrir por causas naturales (erupciones volcánicas, terremotos, inundaciones, sequías, etc.). En algunos lugares la sobreexplotación irracional de los recursos naturales contribuye a ahondar las tragedias. Otras veces las tragedias pueden ocurriré en el desarrollo de una familia (muerte de un ser querido, separación, enfermedad, divorcio, etc.). Razones económicas como el desempleo, el robo, etc. o políticas como un secuestro, la prisión, la tortura, el exilio, las guerras, etc., contribuyen también a situaciones trágicas.

Las tragedias también pueden ser la culminación de una crisis. Por ejemplo, una crisis económica puede producir desempleo, desesperación, olas de suicidio. Una crisis familiar puede terminar en el divorcio o la separación. La crisis puede ser una voz de alarma, pero la tragedia en sí misma tiene una característica desastrosa.

Pérdidas: Es la desaparición traumática de personas, bienes, posesiones, espacios y relaciones con las cuales se tiene un vínculo afectivo. Las pérdidas pueden afectar a personas, grupos, comunidades o naciones enteras, de tal manera que se desestructura su modo de vida y requiere una reestructuración psicológica y existencial. En la Biblia encontramos varios ejemplos:

David lloró la pérdida de su amigo Jonatán (2 Sm 1.17-26) y de su hijo Absalón (2 Sm 18.28-33). Pérdida de su posición fue lo que sintió Saúl cuando las mujeres cantaron la hazaña de David matando a Goliat (1 Sm 18.7-8).

Crisis: es una situación difícil por la que atraviesa una persona, una familia, una comunidad y hasta un país entero. Como consecuencias de una tragedia o por el deterioro de las relaciones interpersonales (conflictos en la familia, por ejemplo), o también de las dificultades económicas (desempleo o sueldo insuficiente) o además por condiciones sociales (como el racismo) o finalmente por causas políticas (guerra, represión, exilio, etc.). Veamos unos ejemplos:

La tensión entre David y Saúl fue una crisis, producto del deterioro de las relaciones interpersonales. La relación de Pablo con los apóstoles fue una crisis producto de un deterioro de las relaciones eclesiástico/políticas (Gál 2.11-14; Hch 15.1-2).

La toma de Jerusalén, una verdadera tragedia para el pueblo de Israel, produjo una crisis sin precedentes, seguida por el exilio en Babilonia. Allí hasta el cantar se hacía difícil (Sal 137).

Una crisis suele ir acompañada de pérdidas significativas. Cuando se produce el deterioro en las relaciones personales, uno pierde los vínculos, el amor, la espontaneidad. Cuando hay crisis económicas, pierde su empleo, su sueldo, el acceso a las cosas necesarias. En las crisis políticas, uno puede perder la libertad de expresión, la libertad de movilización.

Trabajar creativamente sobre los sentimientos que acompañan a la pérdida es optar por la vida, es luchar contra la muerte. Es ejercer el ministerio de consolación, es transmitir vida. Así procedió Jesús. Trabajó sobre la pérdida de los ciegos, de cojos, paralíticos, de los pobres y hambrientos. Él fue un consolador, impartió vida. Por eso pudo prometer “otro consolador”, el Espíritu Santo (Jn 14.16). Consolar es seguir los pasos de Jesús, es cumplir el ministerio del Espíritu que habita en nosotros. Consolar es optar por la vida, soplo divino en el hombre.

Marcos Inhauser y Jorge Maldonado, en Consolación y vida. Hacia una Pastoral de Consolación, Consejo Latinoamericano de Iglesias, Quito, 1998, pp. 27-30, selección.
  • Laura D’Angiola y Guido Bello
    Autores de Recursos para la acción pastoral

    Desde la congregación metodista de Temperley, Buenos Aires Sur.

Agregar a Calendario Google
  • Calendario
  • Guests
  • Attendance
  • Forecast
  • Comentarios

Weather data is currently not available for this location

Weather Report

Hoy stec_replace_today_date

stec_replace_today_icon_div

stec_replace_current_summary_text

stec_replace_current_temp °stec_replace_current_temp_units

Wind stec_replace_current_wind stec_replace_current_wind_units stec_replace_current_wind_direction

Humidity stec_replace_current_humidity %

Feels like stec_replace_current_feels_like °stec_replace_current_temp_units

Forecast

Date

Weather

Temp

stec_replace_5days

Next 24 Hours

Powered by openweathermap.org

Compartir

X