Carta de la Iglesia Metodista ante la partida de Carlos Benedetto

09 Abr 2019
en Hombres, Servicio social, Vínculo con otras Iglesias
Carta de la Iglesia Metodista ante la partida de Carlos Benedetto

«Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes» (De la 1 Carta de Pedro 3:15).

Ante la partida a la presencia del Señor de nuestro hermano, colaborador y compañero de militancia, mensajero y servidor en medio de tantas necesidades, nos embarga un tristeza profunda y desazón inconmensurable. Sentimos que nos ha dejado un hombre bueno, un hombre de Dios, de los que son indispensables. Permanecerán su ejemplo y memoria en medio de nosotros. Su testimonio rico y eficaz de la esperanza que anidó en su mismo espíritu. Y que le hiciera no claudicar en tantas luchas junto a los desposeídos buscando el tiempo de la justicia quedarán con nosotros.

Su esperanza coherente seguirá siendo señera para otras y otros que tomarán las banderas por la construcción de una tierra sin males.

Nuestro afecto entrañable junto a la familia y a la gran familia, que despedirá a Carlos en la certeza de que la vida puede más que la muerte. Y que la Resurrección tiene la última palabra ante tantas injusticias y violencias. Y la certeza inconmovible de que la fuerza del Resucitado, que convoca a la vida más allá de la muerte, seguirá respaldando los proyectos esperanzadores y dignos en medio de tanta miseria y exclusión.

«Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo, pero su muere da mucho fruto»

Los actos de Carlos, grano de trigo sembrado en los surcos de la tierra darán gran fruto. La potencia del amor de Dios los hará brotar y fructificar.

Que el mismo Espíritu de Jesús traiga consuelo y la seguridad de la Salvación.


Pastor Américo Jara Reyes
Obispo IEMA




Carta de la JUM

8 de abril de 2019.

Hermanas y Hermanos:

Con mucho dolor compartimos la noticia del fallecimiento de Carlos Benedetto.

La Junta Unida de Misiones contó con sus aportes y compromiso con los pueblos originarios desde 1968, conformando el equipo misionero entre 1975 y 1983. Dedicación y entrega que concluye con su fallecimiento, ya que hasta hace apenas unos días compartimos su presencia y sabio acompañamiento. Carlos, líder que acompañó al pueblo Qom desde su fe evangélica que lo llevó a optar siempre por los más débiles. Su tarea tocaba intereses y por ello tuvo que soportar denuncias y amenazas carentes de fundamentos hasta sus últimos días.

En medio del dolor que significa este momento, al despedirlo, no podemos más que dar gracias a Dios por haberlo convocado a esta tarea y reconocer su larga y fructífera labor.

Carlos desplegó su vocación de servicio con mucha fe y humildad, con un firme conocimiento y arraigo en el sentir y luchas de los pueblos originarios del Chaco, siendo por ello una persona de confianza y consulta permanente. Se queda con nosotros el recuerdo de una persona libre, serena, ecuménica y de firmes convicciones.

A su familia y compañeros de camino: Pedimos a Dios, que al decir del apóstol Pablo, podamos sentir que Carlos «ha peleado la buena batalla, ha llegado al término de su carrera, y se ha mantenido fiel» (2ª Timoteo 4:7); al tiempo que nos llegue su consuelo para que podamos consolamos y acompañarnos mutuamente (2ª Corintios 1:4).

Pastor Sergio Bertinat
Presidente de Junta Unida de Misiones (JUM)

Compartir

X