Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 3 de agosto

03 ago 2016
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración
Archivo para imprimir propuestas anteriores

Encuentro con Dios

 

Canción

Eres fuerza para el pobre
y calor para el sencillo.
Eres luz para los ciegos,
eres vida, eres cariño.
Eres paz para las guerras
y esperanza de oprimidos;
para el conflicto eres calma,
y perdón para enemigos.

// Ven, Espíritu Santo,
Amor del Padre y del Hijo.
Ven, consuelo de todos
y muéstranos el camino. // (Bis)

Eres soplo, eres viento,
eres fuego y desafío.
Para el fiel eres memoria,
palabra de un buen amigo.
Eres fuente de justicia,
piedad y sabiduría.
Discernimiento y prudencia,
temor, respeto, alegría.

 

Oración de la mañana

Te damos gracias Señor por este día de vida que nos regalás. Por protegernos durante la noche y por tu amor incondicional para con todos tus hijos, que nos permite despertar con la seguridad de que con algo nuevo podés sorprendernos. Por los desafíos que se nos presentan porque ante ellos no nos dejás solos, y nos das la oportunidad de mostrarte y de mostrarnos como hijos tuyos compartiendo un mismo espíritu. Ese Espíritu que nos los dejaste para seguir tus pisadas en el testimonio.
Quedate con nosotros Señor en este día. Amén.

Texto sugerido

Isaías 11: 1-9 (y algunos pensamientos)

“La vida está llena de sueños, decía alguien angustiosa y taxativamente, que no se pueden concretar… y todos los días escuchamos las noticias sintiendo que distintas realidades coartan esperanzas, horizontes, vidas y futuros”.

Hace muchos años, también, vivió un pueblo que sintió que Dios lo había abandonado… no escuchaban su voz… no veían sus prodigios… no lo veían caminando con ellos… no sentían su presencia… Dios se había perdido de su imaginario cotidiano… mucho, mucho tiempo.
Ante la pregunta sobre ¿qué hacer?, buscaban diferentes respuestas que nada tenían que ver con ese Dios que los había dejado solos… y caminaban solos…

Es hermoso ver en la cita de Isaías que dice “retoñará de sus raíces”. Como esas flores que en invierno “dejan de vivir” pero que en la primavera y el verano resurgen ó renacen con nuevas fuerzas… y no importa si crecieron yuyos durante “su ausencia”, o si tienen algo encima y deben hacer un desvío. Vuelven a vivir!!!

Así también nosotros.
Los que queremos seguir a Dios, tenemos que aprender a caminar con Él… a dejar que esa raíz retoñe. Tenemos que aprender a no caminar solos. Tenemos que aprender a creer y confiar. Tenemos que aprender a ver a Dios en nuestras vidas… y a sentirlo cerca.

A veces no es fácil. Da miedo. No parece ser seguro.
Dios propone y llama a transitar caminos nuevos, sacándonos de nuestros horizontes… de nuestra comodidad (aún dolorosa)… de nuestras diversas realidades… de nuestros futuros… y de nuestra vida… Para aprender y aprehender la vida nueva que Él nos propone. Con total libertad pero siempre desde la raíz.

Parecía escondida, parecía haberse muerto, pero no… En y desde las mismas realidades que han presentado signos de muerte… allí hace Dios brotar no vida.

No caminamos solos. Y los sueños no solo son sueños. Y las realidades son nuevas y transformadas cada vez que Dios las toca. Y nosotros nos renovamos cada vez que aprehendemos el Espíritu.

 

 

Oración nocturna

Te damos gracias Señor, porque nos protegiste con tu gracia en este día. Te pedimos que perdones nuestros pecados. Y que en tu misericordia nos guardes en esta noche. En tus manos ponemos lo que somos y tenemos. Transfórmanos Señor. Amén

 

 

Canción

Tu Fidelidad es Grande
Tu fidelidad incomparable es
Nadie es como Tú bendito Dios
Grande es tu fidelidad.

 

 

Motivos que presentamos de oración

  • El miedo que nos impide ser instrumentos de Dios.
  • La iglesia en el mundo entero, pero especialmente la nuestra en todas sus comunidades.
  • La paz, el derecho y la justicia.
  • Los enfermos.
  • La dignidad de todos los hijos de Dios.
  • El cambio posible de nuestra tierra.

 

Compartir