Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 28 de diciembre

28 dic 2016
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración
Archivo para imprimir propuestas anteriores

Encuentro con Dios

 

Canto matutino

Dame de Vida el Pan

Dame, mi buen Señor, de vida el pan
Como lo hiciste un día junto al mar;
Mi alma te busca a ti, Verbo de Dios,
Y en la Escritura quiere oír tu voz.

Bendice, oh Salvador, hoy tu verdad,
Cual bendijiste ayer el fresco pan;
En ella nos darás la libertad,
Y nadie nos podrá quitar tu paz.

Mary A. Lathbury

 

Oración de la mañana

Dios de amor, te agradecemos este día de vida que Vos nos regalas. Te queremos pedir que podamos recordar que las Buenas Noticias predicadas por tu Hijo no eran sólo palabras, sino gestos y acciones en beneficio de quienes más necesitaban. Ayúdanos en este día a predicar al estilo de Jesús. Te lo pedimos en su nombre, Amén.

 

Texto sugerido

Mateo 15:32–33

Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: «Esta gente me parte el corazón. Hace ya tres días que están conmigo, y no tienen qué comer. Y no quisiera enviarlos en ayunas, pues se pueden desmayar en el camino.» Entonces sus discípulos le dijeron: «Y en este lugar tan apartado, ¿de dónde vamos a sacar pan para saciar a una multitud tan grande?» (RVC)

 

Predicadores de otro estilo

¡He aquí un predicador diferente! A él le interesa el bienestar espiritual de su auditorio, pero no por eso deja sin atender sus necesidades físicas y materiales, como el cansancio que los agobia después de una extenuante jornada o el hambre que los acosa. Él no quiere despedirlos como lo han hecho otros maestros de la fe: que se vayan con hambre, aunque se desmayen, pues se han ido llenos de palabras que satisfacen el alma.

La homilética de Jesús (el arte de su predicación) no se concentra exclusivamente en las filigranas de la retórica discursiva. Él habla bien y llama la atención por su fina pedagogía, pero hablar bien es también actuar en concordancia con lo que se predica. Él tiene genuino interés en lo que dice (es palabra de salvación), pero igual interés en las necesidades de quienes escuchan lo que él dice. Por eso no quiere despedirlos con hambre.

Jesús les transmitió de inmediato la preocupación a sus discípulos. Estos le explicaron que era imposible conseguir pan para tanta gente en un lugar despoblado. Ni había dinero, ni había dónde conseguir pan.

Al final, como sabemos, el problema se resolvió con un milagro. Hubo pan para todos los oyentes y sobraron varias cestas. El objetivo de la predicación se logró: se anunció el reino de Dios con palabras y con obras; se habló del amor de Dios y también se demostró.

 

Para seguir pensando

«El amor no puede permanecer en sí mismo. No tiene sentido.
El amor tiene que ponerse en acción. Esa actividad.
Nos llevará al servicio».

Teresa de Calcuta
(Reflexión tomada de Harold Segura “Adviento, esperanza que transforma”, World Vision – Lupa Protestante, 2014, Costa Rica, disponible en Internet).

Canto

Kyrie Eleison

Imploramos tu piedad, oh buen Señor,
Por quien sufre en este mundo, a una gime toda la creación.
Tus oídos se inclinen al clamor de tu gente oprimida,
Apura, oh Señor, tu salvación.

Sea tu paz bendita y hermanada a la justicia,
Que abrace al mundo entero: ¡ten compasión!
Que tu poder sustente el testimonio de tu pueblo;
Tu Reino venga hoy… Kyrie eleison.

Rodolfo Gaede Neto
(Versión disponible en: : https://www.youtube.com/watch?v=XDZ3g0ZXPHE)

 

Oración nocturna

Dios de amor, te agradecemos tu presencia a lo largo de este día que llega a su fin. Hemos intentado predicar al estilo de Jesús, con palabras, gestos y acciones que tengan en cuenta la totalidad del ser humano. Te pedimos que este ejercicio que hemos intentado hacer no termine hoy, sino que podamos verdaderamente convertirnos en predicadores y predicadoras al estilo de Jesús. Te lo pedimos en Su nombre, Amén.

 

Motivos que presentamos en Oración

  • Por nuestro país, por los desafíos que enfrenta nuestra Nación y el conjunto de su pueblo.
  • Por los gobernantes, para que sean guiados por la justicia y la equidad.
  • Por más y mejor salud, justicia, educación, trabajo, acceso a vivienda, etc.
  • Por tu Iglesia, para que sea fiel a tu Evangelio de amor y gracia.
  • Por los trabajos y proyectos de nuestra Iglesia.
  • Por aquellas hermanas y hermanos que día a día predican el Evangelio con el ejemplo de sus vidas.
  • Por quienes trabajan en los barrios y son testimonio de nuestra Iglesia.
  • Por la niñez, adolescencia y juventud de nuestras congregaciones.
  • Por quienes están pasando tiempos de angustia o dolor.
  • Por nuestra Iglesia Metodista en sus 180° años de testimonio en nuestro país.

Te pedimos por todos estos motivos y los que están en nuestros corazones.

Compartir