Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 17 de agosto

16 ago 2016
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración
Archivo para imprimir propuestas anteriores

Encuentro con Dios

 

Oración para comenzar la mañana

Buen día padre. Gracias por este nuevo día que nos estás regalando. Gracias por habernos protegido durante la noche ya sea en el sueño, la enfermedad, el estudio, el descanso o el trabajo. Gracias por estar con nosotros y aunque no nos hayamos dado cuenta porque nos infundís la vida. Permítenos y ayúdanos hoy a serte fieles. Que tu Espíritu nos guíe y nos lleve a caminar por las sendas donde falte nuestro testimonio. Amén.

 

Canción

El pueblo gime en el dolor, ¡ven y sálvanos!
A Dios levanta su clamor: ¡ven y sálvanos!

Oye, Padre, el grito de los pueblos.
Oye, Cristo, ¡ven y sálvanos!

La marcha es dura, ciega el sol, ¡ven y sálvanos!
Se acerca ya la redención, ¡ven y sálvanos!

El pueblo empieza a caminar, ¡ven y sálvanos!
Vencida queda la opresión, ¡ven y sálvanos!

Jesús será el liberador, ¡ven y sálvanos!
Su brazo es fuerza en el Señor, ¡ven y sálvanos

 

Texto sugerido para rumiar en el día

Amós 5: 13-15 y 21-24 (y algunos pensamientos)

¿Qué querrá Dios de nosotros…? Ó bien, ¿qué queremos nosotros de Dios…?

Amós le habla a un pueblo rebelde… porque hay abusos de las clases dominantes por un excesivo lujo y materialismo… porque participan en cultos idolátricos… porque no protegen a los más débiles (viudas y huérfanos)… porque oprimen a la gente honrada… porque explotan a los pobres… porque sobornan en los tribunales… porque adoran de la manera que a ellos más les gusta…

Y no es que no canten, porque alaban por doquier… Y no es que no oren, porque redoblaban sus oraciones… Y no es que no ofrenden, porque llenan los altares de primicias y sacrificios… Hace muchos años, también, vivió un pueblo que sintió que Dios lo había abandonado… no escuchaban su voz… no veían sus prodigios… no lo veían caminando con ellos… no sentían su presencia… Dios se había perdido de su imaginario cotidiano… mucho, mucho tiempo.

¿Será que Dios es un Dios caprichoso y reclamón…? Porque nos rompemos el lomo para juntar las ofrendas!!!… y nos tomamos de nuestro tiempo para hacer fiestas en su nombre!!!…

Hay algo… La rebeldía a la le habla Amós consiste en no querer escuchar, ni ver, ni entender… y eso lleva al silencio… a la amargura… a la falta de acción para vivir la vida nueva que Dios propone.

¿Dónde se produce el cambio? Arrepentimiento, conciencia y, una conversión sincera del corazón son lo único que los puede salvar del desastre y de los peligros que como pueblo sufren.

Busquen el bien y aborrezcan el mal… y Dios estará con ustedes, como dicen que está.

Venimos dando gracias siempre porque Dios está con nosotros sosteniéndonos, cuidándonos, alentándonos a dar testimonio frente a diversos desafíos. Pero este testimonio esta muchas veces más amarrado al miedo, a la conveniencia y a la indiferencia que a la fe. Y callamos… y no hacemos… y es entonces cuando la justicia no fluye como un río y el derecho no mana como un impetuoso arroyo.

¿Qué querrá Dios de nosotros…? Ó bien, ¿qué queremos nosotros de Dios…? Dice Amós: “búsquenme a mí, el Señor, y vivirán”

 

Oración nocturna

Señor, gracias día por el día que me diste. Gracias por la oportunidad de hablar de vos y de los proyectos nuevos que tenés para nosotros. Si no lo hice, te pido perdón y te pido también, que me renueves. Y que mañana pueda estar más cerca tuyo mostrando lo que nos tenés reservado como hijos tuyos. Bendecinos padre en esta noche. Amén.

 

Canción

¡Qué tremendos, decisivos,
Los presentes tiempos son!
Nueva edad que vislumbramos
Con temor y admiración;
Nuevos pueblos que despiertan.
Huestes prontas a luchar;
Toda la creación gimiendo
Por su redención final.

Tras las líneas de batalla,
¿Viviréis en el placer?
Dios os llama, Dios reclama
Vuestras fuerzas, vuestro ser.
Mundos luchan, bajo el cielo;
No podéis ya postergar
El tomar la cruz de Cristo
Y al combate presto entrar.

Siempre firmes, no cediendo,
Renacidos de verdad,
En las filas del Maestro
Que sois suyos demostrad.
Oh, luchad con cuerpo y alma
Por el triunfo de la luz,
Y anunciad por las edades
El mensaje de la cruz.

 

Motivos que presentamos de oración

  • Por todos los habitantes de nuestro país, pero especialmente por los que sufren.
  • Por nuestros gobernantes para que dejen que el Señor toque sus vidas y sus labores… y para que dejen de lado las injusticias y el mal camino.
  • Por todas las comunidades de nuestra iglesia, que son llamadas día a día y frente a muchísimas situaciones a levantar la voz y, a testificar que están sometidas a Cristo.
  • Por las actividades de nuestra iglesia en todo el país.
  • Por la paz, el derecho, la justicia y la fraternidad en este mundo.
  • Por los enfermos y por aquellos que acompañan estas situaciones con dolor.
  • Por la dignidad de todos los hijos de Dios.
  • Por cada uno de nosotros que está buscando ser fiel… para que no nos perdamos y seamos inteligentemente amorosos a la hora de elegir.
  • Para que nuestras oraciones y nuestras acciones se alejen del egoísmo y sean más generosas.
Compartir