Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 14 de septiembre

14 sep 2016
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración
Archivo para imprimir propuestas anteriores

Encuentro con Dios

 

Oración de la mañana

Padre nuestro celestial, te damos gracias por un nuevo día de vida. Sabemos que siempre estás con cada uno de nosotros, porque sentimos tus cuidados. Queremos empezar este día con la alegría que nos trae el saber de la gloriosa resurrección de Jesús, nuestro único Señor, que siempre está con nosotros derramando sus bendiciones. Dános en esta mañana la comunión de tu Espíritu Santo para que en el transcurso de las horas de este nuevo día podamos emplearlo en tu servicio; mediante el mismo Señor Jesucristo, Amén.

 

Canto matutino

El Amanecer

Cada mañana sale de nuevo el sol y nos regala el amanecer
Por misericordia de Dios. Recibo hoy la dádiva de vida
Nuevamente en tus manos, Señor. Qué grato es disponerme a servir.

Ven a cantar, bueno es vivir, y despertar a compartir.
Dar más calor y hacer brillar el sol de amor de amanecer.

//Somos la sal de la tierra, somos de la masa el fermento.
Somos la luz de este mundo, reflejando un sol de gracia.//

 

 

Texto sugerido

San Juan 3: 16-18

 

Para reflexionar en momentos del día

Uno (1943 Música: Mariano Mores Letra: Enrique Santos Discépolo)

Uno, busca lleno de esperanzas el camino que los sueños prometieron a sus ansias…
Sabe que la lucha es cruel y es mucha, pero lucha y se desangra por la fe que lo empecina…
Uno va arrastrándose entre espinas y en su afán de dar su amor,
sufre y se destroza hasta entender: que uno se ha quedao sin corazón…
Precio de castigo que uno entrega por un beso que no llega a un amor que lo engañó…
¡Vacío ya de amar y de llorar tanta traición!

 

Esta primera frase del tango es de un contenido tan profundo: Uno busca porque tiene esperanzas, espera y porque espera sigue buscando. Como dice el dicho: “ la esperanza es lo último que se pierde”. Y sorprende que lo que uno busca es un camino, fijensé no dice cosas, dice camino. Pero no se trata de cualquier camino, sino precisamente de aquel camino que los sueños prometieron a sus ansias en su “afán de dar amor”. Sueños que nos hicieron creer que era posible. Los sueños son el lenguaje de los deseos, aquellos que desde el fondo de nuestra alma o vida conforman nuestras ansias.

Dios tuvo un sueño de amor y lo hizo realidad al crearnos. Por lo cual, el humano es un camino a transitar, abierto incompleto que vive en este espacio llamado tierra en busca de corresponder o no a este amor de Dios que lo creó.

Pero así como Dios es Trino y no está solo, el Uno, ( nosotros, los humanos), tampoco está solo. Vive en comunidad de “unos” comunes, que son como uno pero a la vez diferente. El y Ella. Y también el “uno” lleva un niño adentro y un viejo. Pero más allá de que uno pueda ser soltero, casado, descasado, con género, con profesión, etc. El “uno” se mueve en el territorio del alma o del espíritu. Y entonces cabe las preguntas:

¿Cuál es el futuro de la especie humana? ¿Qué hacer?

Hoy en día hay una alerta de las personas pensantes y de buena voluntad sobre el rumbo que la humanidad ha tomado con respecto a su relación con otros humanos de este mundo y su relación con la creación. Los sistemas económicos, políticos, culturales y religiosos creados por una minoría humana egoísta y rica, basado en la acumulación de dinero a costa de la explotación y opresión de la mayoría de la población mundial, cuyo fin es el crecimiento sin límites para consumir en exceso, nos está llevando a un suicidio colectivo, con la complicidad de estas mismas mayorías, que inconscientemente o conscientemente quieren tener la vida de esta minoría rica.

Hoy hay una gran crisis de valores, nosotros decimos una crisis de espiritualidad, una crisis ética, cuya consecuencia es la extinción de la vida humana en nuestro planeta.
A pesar de esta realidad pesimista, yo soy particularmente optimista, por mi fe cristiana, ya que la última palabra la tiene el Dios de la Vida. Creo profundamente en el poder del amor que Dios Trino mostró al crear el universo, el cosmos, la tierra y dentro de ella, al ser humano. Desde el comienzo Dios le dice al ser humano: “vamos a hacer juntos este mundo” lo puso en un huerto para que lo cuide y lo cultive y le dio la posibilidad de formar una familia, una comunidad. Dios nunca está solo ya que siempre está con nosotros y su decisión más profunda es el haberse encarnado en Jesús para siempre, y de arriesgarse a participar de la vida humana, con su fragilidad y pobreza, incluso hasta la muerte en la cruz, para que el hombre recupere su imagen y semejanza que no es otra cosa que una vida plena de libertad y amor.

La creación de Dios tiene por lo menos 3.8 billones de años de trabajo, fecha probable de la aparición de la vida; y de los 5 últimos millones de años, desde que apareció la especie homo; y de los últimos cien mil años, desde que irrumpió el Homo Sapiens… En la creación todas las cosas y los seres vivientes se aman. Todos tienden a un Tú y todos están en comunión. Hay insectos y animales que imitan flores o plantas o al medio ambiente, a las rocas, a las nieves, a los pastos. Y plantas que imitan animales. Todo si lo vemos está regido por la ley de la complementación, la ley del amor, de la cooperación. Leyes de termodinámicas de electrodinámica. Y la propagación de la luz, de las ondas, todas son una ley de amor. Hemos sido creados por Amor por un Dios que es amor. Y el sufrimiento más grande y la destrucción más poderosa se deben a la falta de amor.

¿Uds creen que Dios permitiría que se destruya todo su trabajo realizado por el universo entero, lleno de energías, de informaciones y de diferentes formas de materia y espíritu de amor…? Yo no lo creo.

Es importante ya ahora mismo tomar conciencia del poder del Amor. Para los cristianos el Amor es Dios mismo. Y mostrar amor a la vida es vivir el evangelio de Jesús cada día teniendo compasión de todos los que sufren injusticias y desigualdades. Lo cual implica denunciar situaciones que engendran odio, división y ateísmo en términos de estructuras, valores, prácticas e ideologías. Y por otro lado anunciar la vida plena que se reveló en Jesucristo, el hombre nuevo y la nueva creación, para que todos tengan oportunidad de experimentar el nuevo nacimiento y una vida en santidad personal y social, centro de nuestra herencia wesleyana.

Pastor Fernando H. Suarez

 

Canción

Dame un corazón limpio

Dame un corazón limpio, Oh Dios,
y renueva un Espíritu recto en mi.
No me eches de tu presencia,
tu Santo Espíritu no quites de mi.
Devuélveme el gozo, el gozo de tu salvación
y renueva un Espíritu recto en mi

 

Oración de la noche

Amado Jesús permite, te suplicamos, que las palabras que hoy hemos leído y meditado, queden grabadas mediante tu gracia en nuestro corazón y que produzca en nosotros y en otros el fruto de una vida que testimonia tu presencia amorosa, en tu nombre Jesús, a Ti sea el Reino, el Poder y la Gloria por los siglos de los siglos. Amén.

 

 

Motivos que presentamos en Oración

  • Porque el Amor y la Gracia de nuestro Dios Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo, nos permita por fe, vivir de nuevo la experiencia del corazón ardiente y tomar conciencia de su actividad presente en nuestra vida y en cada situación que vivamos personal o comunitariamente.
  • Oramos por una profunda renovación, llena de entusiasmo, en nuestras iglesias al llevar adelante los diversos desafíos misioneros.
  • Oramos por una renovación litúrgica y musical en nuestros cultos que manifiesten la experiencia de corazón ardiente.
  • Por las Escuelas Bíblicas, Escuelas Dominicales y espacios de educación Cristiana con todas las edades.
  • Oramos por las visiones y proyectos misioneros que cada iglesia local tiene para este año.
  • Por el milagro de sanidad de aquellos que están padeciendo alguna dolencia o enfermedad.
  • Por consuelo para aquellos que perdieron un ser querido en diversas situaciones, fruto de enfermedades, violencia, accidentes, tragedias humanas o naturales.
  • Por el amor en las parejas, por el amor de padres a hijos y de hijos a padres, de abuelos y nietos, por la unidad, el amor y la sanidad en nuestras familias.
  • Por el cuidado de nuestra casa, el planeta tierra, y para ser más comprometidos por el cuidado del medio ambiente. Para que Dios nos de fuerzas para participar en organizaciones ecológicas en defensa de la creación de Dios.
  • Oramos por el testimonio de nuestra Iglesia Metodista a lo largo y ancho de nuestro país en defensa de los Derechos Humanos en pro de una vida digna para todos en estos tiempos de transición inaugurado por el cambio de gobierno.
  • Oramos por nuestro país, los desafíos que enfrenta nuestra Nación y el conjunto de su pueblo, en relación a la grieta social que se ha profundizado debido a la crisis política y económica la cual se evidencia en recesión, alta inflación y despidos con el consecuente crecimiento de la pobreza, deterioro de la salud, la educación, el trabajo, y acceso a la vivienda.
  • Por el desarrollo de la obra en nuestras congregaciones. En especial en Arroyo Seco (Santa Fe), Patrón Santiago (Mendoza), Villa Diamante (Lanús) y Villa Rosas (Bahía Blanca).
  • Por la capacitación de quienes están llamados al ministerio, especialmente por el desarrollo de la carrera en teología en la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano (UCEL)
  • Por los encuentros interdistritales, las asambleas distritales y la asamblea general de nuestra iglesia en 2017
Compartir