Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 14 de diciembre

14 dic 2016
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración
Archivo para imprimir propuestas anteriores

Encuentro con Dios

 

Canto matutino

A solas al huerto yo voy

A solas al huerto yo voy,
Cuando duerme aún la floresta;
Y en quietud y paz con Jesús estoy
Oyendo absorto allí su voz.

El conmigo está, puedo oír su voz,
Su presencia es muy real,
Su amistad eleva mi corazón,
Sublima el ideal.

Percibo la voz del Señor
Al guardar profundo silencio,
Y escuchando atento su ley de amor,
Que oigo sólo en mi interior.

Me dice la voz de Jesús
Que en el huerto no he de quedarme;
Es preciso ser en el mundo luz,
Con él llevar de amor, la cruz.

C. Austin Miles
(Pista disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=lG0SDhXTae0)

 

Oración de la mañana

Dios de amor, que sos nuestro y de toda la humanidad, Dios de las personas criticadas y condenadas por quienes creemos ser cristianos y cristianas, te queremos pedir que nos tengas paciencia, porque nuestros caminos y nuestros pensamientos no son los tuyos, y algunas veces se nota demasiado. Llénanos de tu amor, del gratuito e inmerecido, para que podamos ser de bendición. Te lo pedimos en el nombre de Jesús, Amén.

 

Texto sugerido

Mateo 8:8–10

“El centurión le respondió: «Señor, yo no soy digno de que entres a mi casa. Pero una sola palabra tuya bastará para que mi criado sane. 9 Porque yo también estoy bajo autoridad, y tengo soldados bajo mis órdenes. Si a uno le digo que vaya, va; y si a otro le digo que venga, viene; y si le digo a mi siervo: “Haz esto”, lo hace.» 10 Al oír esto Jesús, se quedó admirado y dijo a los que lo seguían: «De cierto les digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe”. Mateo 8:8-10 (RVC)

 

Los presumidos fiduciarios de la fe

En este episodio, la persona a quien Jesús señala como ejemplo de fe es una que se encuentra fuera del círculo de la religión oficial. Este hombre ni es maestro de la ley, ni funcionario de la sinagoga; es un centurión del ejército romano. En otras palabras, es un militar que viene ante Jesús interesado por la salud de uno de sus subalternos. ¡Vaya a saber lo que pensaron los discípulos cuando lo vieron venir!

El lenguaje del centurión es pragmático; su concepto de autoridad es propia de quienes ejercen las funciones militares: órdenes breves y obediencias incondicionales. Así, bajo esa mentalidad propia de su oficio interpretó la fe en Jesús. Y por su sencillez y sinceridad (de la que se derivó una teología) recibió lo que pidió y, además, fue elogiado por creer como pocos. Ya Jesús nos ha acostumbrado a verlo usar como ejemplo a los que menos esperamos y a enjuiciar y cuestionar a los supuestos fiduciarios de la fe.

Para Él lo que más vale es la sencillez del corazón, la solidaridad con el necesitado (el centurión intercede por su siervo paralítico) y la humildad de quien lo busca pidiendo auxilio. Para Él está primero lo que hacemos, sin importar quién lo haga; solo después cuenta lo que creemos en su forma dogmática o doctrinal. ¡Qué desconcierto para los religiosos de todos los tiempos!

 

Para seguir pensando

“El milagro no fue que Dios dividiera las aguas del
Mar Rojo, sino que, una vez divididas, el pueblo fuera
lo bastante fiel como para estar dispuesto a caminar
confiadamente entre las murallas de agua. Esa es
también nuestra tarea”.

Joan Chittister
(Reflexión tomada de Harold Segura “Adviento, esperanza que transforma”, World Vision – Lupa Protestante, 2014, Costa Rica, disponible en Internet).

Canto

Enviado soy de Dios

Enviado soy de Dios, mi mano lista está
A construir con Él un mundo fraternal.
Los ángeles no son, enviados a cambiar.
Un mundo de dolor por un mundo de paz.
Me ha tocado a mí, hacerlo realidad;
Ayúdame, Señor, a hacer tu voluntad.

Anónimo centroamericano
(Pista disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=pQw3mbvQTlI)

 

Oración nocturna

Dios de amor, gracias por tus cuidados y por este día que termina. Danos, mediante tu Espíritu Santo, la suficiente fe y amor, para que nuestras vidas, nuestras acciones y la manera en la que nos relacionamos con los demás, evidencien tu amor y tu gracia para toda la humanidad. Te lo pedimos en el nombre de Jesús, Amén.

 

Motivos que presentamos en Oración

  • Por nuestro país, por los desafíos que enfrenta nuestra Nación y el conjunto de su pueblo.
  • Por los gobernantes, para que sean guiados por la justicia y la equidad.
  • Por más y mejor salud, justicia, educación, trabajo, acceso a vivienda, etc.
  • Por tu Iglesia, para que sea fiel a tu Evangelio de amor y gracia.
  • Por los trabajos y proyectos de nuestra iglesia.
  • Por aquellas hermanas y hermanos que día a día predican el Evangelio con el ejemplo de sus vidas.
  • Por quienes trabajan en los barrios y son testimonio de nuestra Iglesia.
  • Por la niñez, adolescencia y juventud de nuestras congregaciones.
  • Por quienes están pasando tiempos de angustia o dolor.
  • Por nuestra Iglesia Metodista en sus 180° años de testimonio en nuestro país.

Te pedimos por todos estos motivos y los que están en nuestros corazones.

Compartir