Oración y Ayuno – Propuesta semanal para 11/11

10 nov 2015
en Espiritualidad y devoción
oración y ayuno

Archivo para imprimir propuestas anteriores

Canción

Alzaré mis ojos a los montes,
de donde vendrá mi socorro.
Mi socorro viene de Jehová, el Señor,
que hizo los cielos y la tierra.
No dará mi pie al resbaladero
ni se dormirá el que me guarda,
Jehová es mi guardador
desde ahora y para siempre…

Oración de la mañana

Señor y Padre Nuestro, danos en la oración el aire que nuestro espíritu necesita respirar. Danos fortaleza para no caer ante la tentación, sabiduría para elegir las palabras justas, valor para no dejarnos vencer por la desesperanza, inteligencia para tomar las decisiones adecuadas, humildad para reconocer nuestros errores, capacidad para escuchar a los otros y deseo de buscar tu voluntad. En el nombre de tu Hijo Amado. Amén.

Canción

Tu Paz Oh Señor, es así como el Sol,
Nos abriga, nos colma de Luz.
Nos recuerda la vida, nos hace sentir,
Tu amorosa presencia, Jesús. Amén.

Texto sugerido

Lucas 10:25-36

Sugerencia antes de adentrarse en la lectura bíblica…

  • Leer el texto muy despacio, como si por primera vez lo hiciera. No deseamos ampliar conocimientos teológicos, sino dejarme alcanzar por la palabra de Dios. Presto atención dónde me afecta y lo que provoca en mí la palabra. -Lectio Divina-
  • Dejar que la palabra de la escritura penetre en mi corazón. No busco reflexionar sobre ella sino más bien paladearla/saborearla. La repito de continuo en mi corazón, que vaya impregnando el mismo dándonos un sabor agradable. Los padres del desierto le llaman el ejercicio de la “rumia”. -La Meditatio-
  • Tercer momento es orar expresando mi anhelo de Dios con todos mis sentimientos y afectos. Es la búsqueda de ir más profundo en el amor de Dios. -La Oratio-
  • Allí donde nos olvidamos de nosotros mismos y somos uno con Dios. La escritura nos abre al misterio silencioso de Dios. En Dios nuestra alma llega a descanso, es sentires arropado por el Dios Madre Padre. -La Contemplatio-

Para rumiar en momentos del día

La semana pasada reflexionábamos sobre un familia que no hallaba lugar en un momento tan frágil que pueda vivir como la inminente venida de un bebé, un niño. Se trataba nada más y nada menos que de Jesús, el Hijo de Dios. Y pensábamos en los inmigrantes y cómo los recibimos en “nuestros” lugares.

En este pasaje de Lucas, comúnmente conocido como el de “El Buen Samaritano”, el Evangelio nuevamente nos confronta con “el otro” y nuevamente desafía nuestros criterios más extendidos y aceptados cuando llama “prójimo” a aquellos que quizá nosotros no los consideramos tales.

Jesús llama prójimo a quien cumplió el mandamiento del amor. Buen samaritano es quien abre el corazón a la persona que sufre y le tiende la mano, sin discriminar a nadie que necesite cuidado. ¿Cómo pasar de largo e indiferente ante quien sufre? No basta con ser sensible y sentir compasión hay que actuar. Todos estamos llamados a ser buenos samaritanos, y algunas personas están llamadas a elegir profesiones que encarnan esta misión. Estamos llamados a hacernos prójimos, acercándonos a los necesitados. Solamente una persona se acercó y fue prójimo al hombre caído. ¿Cuál es el llamado del Señor para tu vida hoy?

En este próximo tiempo de Adviento, estamos llamados a estar atentos. En nuestro país vemos con desagrado cómo se desacredita y discrimina a personas por su origen. Como “porteño”, me avergüenza que algunas personas, por ejemplo, discriminen a otras por ser de Santiago del Estero, o de la Patagonia. Me resulta avergonzante si, como sociedad, quedamos callados ante estos hechos. Quizá sea la hora de la coherencia, de encarnar nuestro ser cristiano y denunciar estas injusticias. No dejemos a nadie arrojado a la vera del camino.

Oración Nocturna

Padre y Señor nuestro, te imploramos memoria para no volver a caer en los errores del pasado. Danos sabiduría para no caer en la noche más oscura. Señor, no nos dejes caer en la tentación de volver a Egipto cautivos de una cómoda esclavitud. Señor, libéranos de la idolatría de Baal y sus espejos, globos de colores y mensajes edulcorados. Danos Paz y danos Luz y danos MEMORIA, para saber distinguir entre la luz y la oscuridad.

Canción

Jesucristo ayer, junto a mis abuelos,
Jesucristo hoy, junto a mis 
hermanos
Jesucristo aquí, presencia y memoria
Señor de la historia Jesús 
Salvador.

Est. Qué linda la gente que tiene memoria
Seguro que tiene esperanza 
también.
Qué lindo este pueblo, que mira su historia, Se junta y celebra 
cantando su fe.
Qué lindo este encuentro de tantos hermanos
Qué viven haciendo la 
comunidad
Qué linda la vida si juntos buscamos Verdad y justicia, paz y 
libertad.

Jesucristo ayer, Dios crucificado
Jesucristo hoy, hombre solidario.
Jesucristo aquí, fiesta y alabanza,
Señor de esperanza, Jesús 
Salvador.

Motivos que presentamos en Oración y Ayuno

  • Por los proyectos de nuestra iglesia, especialmente por los de la Iglesia Joven.
  • Por nuestra patria y la hora de definiciones que tiene por delante.
  • Por nuestros estudiantes de teología.
  • Por la formación teológica y pastoral.
  • Por la Junta General recientemente elegida en la Asamblea General de nuestra Iglesia.
  • Por quienes en distintas funciones trabajan por la vida y misión de nuestra Iglesia.
  • Por las instituciones educativas de nuestra iglesia ¿cómo preparamos nuestras iglesias para recibir a las familias de esas escuelas.
  • Por los espacios de oración y comunión en nuestras iglesias.
  • Por una Iglesia Metodista que no cese de preguntarse.

 

Video recomendado

Programa: Mentira, la verdad. Capítulo: “El otro”
Fuente: Canal Encuentro

Si bien no se trata de una reflexión teológica, sigue siendo interesante este ejercicio filosófico de Darío Sztajnszrajber en el cual nos invita a pensar sobre el tema que tratamos en esta entrega.

Ver video

 

Compartir