Declaración de la FAIE: La grieta

12 ene 2016
en En contexto
FAIE

Por eso el Santo dice así: Ya que ustedes han rechazado esta palabra, y confían en la violencia y en la iniquidad, y se apoyan en ellas, este pecado será para ustedes como una grieta que se extiende por un alto muro, hasta resquebrajarlo y hacer que se derrumbe en cualquier momento.
Isaías 30.12-13 (RVC abreviada)

La dura advertencia del profeta es para todos los tiempos y resuena en nuestros oídos marcados por el constante recuerdo de las diferencias que dividen a nuestra sociedad. Los pregones bipolares resultan en el aumento de la desigualdad y el prejuicio, que producen pobreza y exclusiones. La descalificación de los otros o su forzada exclusión profundiza las diferencias. Esto genera reacciones de los sectores perjudicados o denostados y termina acarreando la consabida represión de los mismos. En síntesis, el aumento de la violencia social, económica, política y física.

Alertamos a la sociedad que la grieta solo produce el derrumbe catastrófico de las instituciones, verdad que hemos comprobado en bastos períodos de nuestra historia nacional. Exhortamos a la prensa y a los sectores corporativos y políticos a dejar de lado prácticas y actitudes que por su soberbia y mezquindad son destructivas, pues conculcan la paz, la libertad y el bienestar del pueblo.

Sabemos que en toda sociedad existen disputas y conflictos por ideas e intereses contrapuestos. Por ello mismo animamos a todos los habitantes de la patria a resolver toda diferencia por medio del amor, el cual debe primar por sobre todo pensamiento, colocando al prójimo en primer lugar, especialmente al débil, al más frágil e indefenso. Así nos enseña el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, cultura que debemos aprender para que todos, sin acepción de personas, podamos vivir en estado de gracia y bendición.

Hacemos un especial llamado al Poder Ejecutivo Nacional para que ejerza su gobierno bajo los valores republicanos, preservando la división de poderes, respetando al Congreso Nacional, el cual alberga en su seno a los representantes de los diferentes sectores y opiniones de nuestra ciudadanía. Esta es la forma que nuestra Constitución Nacional prevé para que la Justicia impere en toda decisión.

En este sentido, el profeta nos advierte que las decisiones deben ser tomadas en el consenso del consejo y, de esa forma extender la sombra del Estado para que resguarde especialmente a los pobres y desterrados. Solo la misericordia afirma a los gobiernos, aquellos que con verdad buscan la justicia y dan prioridad a los derechos de los menos favorecidos.

Reúne consejo, haz justicia; pon tu sombra en medio del día como la noche; esconde a los desterrados, no entregues a los que andan errantes. Moren contigo los excluidos, […] sé para ellos refugio ante la presencia del devastador; porque el atormentador fenecerá, el devastador tendrá fin, el abusador será consumido de sobre la tierra. Y se dispondrá el trono en misericordia […]; y sobre él se sentará firmemente quien juzgue y busque el juicio, y apresure la justicia. Isaías 16.3-5

 

Por la Junta Directiva de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas:

Pr. Néstor Míguez (presidente)
Pr. Gullermo Prein (Vice-presidente)

Declaración formato PDF

Compartir