Carta Pastoral de Pentecostés

09 may 2016
en Episcopado, Espiritualidad y devoción
pentecostés 2016

 

“Estaban todos tan admirados que se decían unos a otros: pero estos que están hablando, ¿acaso no son de la región de Galilea? ¿Cómo es que los oímos hablar en nuestro propio idioma? ” Hechos 2: 7-8

A las congregaciones metodistas y unidas:

Saludamos a todas nuestras comunidades de fe en nombre de la experiencia del Dios Trino, que se manifiesta como Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Cada fiesta de Pentecostés implica volver a traer a la memoria la manifestación del Espíritu de Dios, que animó a los discípulos y discípulas a la misión en el mundo. Y de la misma manera que recordamos la experiencia de ellos y ellas, Pentecostés nos anima a nosotros mismos a liberarnos del temor para salir al encuentro de los que están afuera de nuestro círculo.

Celebrar Pentecostés nos convoca a encender la chispa de la misión en un mundo lleno de necesidades e injusticias que degradan la vida humana y la creación entera: el dolor y la angustia de los desocupados e inundados en nuestro país debe ser sentido como un dolor propio que motive nuestra oración y acción concreta. La unanimidad, como capacidad de estar viviendo en un solo ánimo, tal como lo enseña la experiencia de Pentecostés, nos llama a dolernos con quienes sufren el hambre, la angustia ante la pérdida del trabajo y la desesperación por ver cómo el agua -en catástrofes que poco tienen de naturales y mucho de la mano codiciosa del hombre que incumple el llamado del Señor de ser mayordomos de su creación- se lleva sus hogares.

El Espíritu Santo provoca unidad para proclamar las grandezas y maravillas de Dios obrando en nuestra historia personal y social. Un tiempo para buscar lo que nos une y no lo que nos divide, en un solo ánimo.

Dirijo al Señor mi oración para que esta fiesta de Pentecostés conmueva a cada una de nuestras congregaciones en la tarea misionera de compartir las Buenas Nuevas de Salvación.

 

Fraternalmente en Cristo,
Pastor Frank de Nully Brown
Obispo

 

Descargue la carta en formato PDF

Compartir